Nike, Adidas y la publicidad como contenido

El plan comenzó a fin de febrero con la difusión de una encuesta realizada por Gallup para la marca Nike. Allí, se informaba que 8 de cada 10 argentinos quería "dejar atrás el Mundial ‘86 y ganar el del 2010", y en el caso de los jóvenes de 17 a 25 años, esa cifra ascendía a 9 de cada 10. El estudio realizado a nivel nacional mostraba que 7 de cada 10 personas afirmaban la necesidad de ganar un nuevo mundial porque el del ´86 "ya es historia antigua". Por eso, ganar la Copa de Mundo de 2010 “sería más importante que haberlo sido en 1986" agregaba la encuesta de Gallup.

El siguiente capítulo de la historia fue la conferencia de prensa que el técnico argentino Diego Maradona brindó en Munich el 1° de marzo, en la previa del partido amistoso entre la Selección Nacional y Alemania. Allí, tras una oportuna pregunta formulada por un periodista, el ex campeón del mundo en México dijo: “El ´86 quedó atrás, hace 24 años que no ganamos nada. Quiero héroes nuevos, no se puede vivir del pasado”. Llamó la atención que, a contramano de lo que sucedía últimamente, Maradona menospreciara la gesta de México, que lo tuvo como gran protagonista y lo puso en el podio de la historia del fútbol mundial. Pero el Diez es impredecible.

Pocas horas después, una nueva campaña gráfica de Nike inundó las calles de Buenos Aires. Allí se muestran el número 1986 tachado y al lado el 2010, con la leyenda "Escribamos historia”. Mágicamente, las palabras del 10 se habían hecho publicidad. Al día siguiente la flamante campaña se completó con una amplia presencia en los diarios. Allí se ampliaban los conceptos: “Una vuelta olímpica no puede durar 24 años. Dejemos al pasado ser pasado. Tenemos a 23 hombres que van a dejar la vida para hacer historia”, afirmaba la publicidad de la marca de la pipa. Maradona habría tenido más de 150 mil razones para transmitir sus nuevos conceptos de la historia y el presente del fútbol argentino en la conferencia de Munich.

Adidas, que viste a la selección argentina desde hace 20 años, reaccionó rápidamente e intimó a la AFA a que informe si su técnico tenía un contrato privado con otra empresa deportiva. Claramente, la campaña de Nike era una respuesta al concepto que Adidas intentaba imponer de cara al Mundial de Sudáfrica. A tono con la idea de emular la gesta de México, y de resaltar todo lo que se relaciones con él, la marca de las tres tiras diseñó un modelo de camiseta similar a la de 1986. “Todo equipo necesita una camiseta con historia”, fue slogan de Adidas. En Nike pensaron lo contrario.

La AFA emitió un escrito donde desautorizó las palabras de Maradona y donde tomó partido por su patrocinador. De esta forma, publicó un informe en su sitio oficial, bajo el título: “Estamos orgullosos de nuestra historia". La nota defiende el pasado glorioso del combinado nacional y llama a recordar los mundiales de ’78 y el ’86. “Este año iremos al Mundial de Sudáfrica recordando todo lo que la AFA y sus Selecciones hicieron en el pasado. No queremos enterrar la historia, queremos repetirla, por el orgullo de una camiseta sublime”. Toda una definición en el marco de la disputa entre las marcas deportivas.

“La propaganda es un aspecto omnipresente e intrusivo de la vida moderna. Masiva en sus presunciones y propósitos, la propaganda ha hecho del siglo presente una época de dirección humana sin precedentes. Nunca tantos han sido tan controlados por tan pocos” señaló el analista cultural J. Fred MacDonald. Una particularidad de la modernidad y del desarrollo de los medios de comunicación de masas es que, con el tiempo, el contenido está limitado por la presencia de la publicidad a tal punto que muchas veces no puede distinguirse uno de otro. La particularidad del caso Nike – Maradona es que el contenido es la publicidad, que se disfraza de conceptos propios del hablante pero que no hace más que volcar sobre la mesa un slogan publicitario diseñado en una agencia, que luego se reproduce en la vía pública y en los medios masivos con su verdadera cara. Esto es ni más ni menos que una campaña de una empresa deportiva.

Así como el Mundial de fútbol, que es el evento más importante para la vida de los futbolistas, también es el momento supremo para las marcas deportivas, que estrenan modelos de camisetas, de botines y donde exponen a sus estrellas patrocinadas ante la mirada del mundo. Nike irá a Sudáfrica con sus cracks Cristiano Ronaldo, Drogba y Henry, y estará presente en 10 camisetas, incluyendo las de Brasil, Holanda y Portugal. Adidas, tendrá como estandartes a Messi y Kaká y su logo lo tendrán 12 selecciones, donde sobresalen Alemania, España y Argentina. Las corporaciones jugarán su propio campeonato y habrá allí ganadores y perdedores.
Muy lejos de polémicas, de construcciones de la historia y de los medios masivos quedó el caso de Reynado Tola Yupanqui, un costurero de la empresa Sport Tech. Esta fábrica argentina, que emplea a más de 200 trabajadores, confecciona todo tipo de indumentaria para grandes marcas internacionales. Entregan el producto final terminado de acuerdo al standard de calidad pactado con el cliente, entre los cuales figuran las principales empresas de ropa deportiva del mundo. Entre sus productos se destacan las camisetas utilizadas por las Selecciones Argentinas de fútbol, de hockey femenino, de rugby masculino, la de Independiente y la de River Plate.

Reynado Tola Yupanqui confeccionaba esas prendas, pero el mes pasado contrajo tuberculosis. Pese a dar aviso a sus patrones y presentar altos niveles de fiebre, fue obligado a seguir trabajando en la fábrica durante una semana y estuvo al borde la muerte. Un reciente informe dado a conocer por el Hospital Piñero de Buenos Aires afirma que los niveles de infección de tuberculosis en el sur de la Ciudad, junto con los del impenetrable chaqueño, se comparan con los de las regiones pobres de África. Los talleres textiles clandestinos juegan un rol preponderante en la difusión de esta enfermedad, relacionada con la pobreza, la falta de alimentación, el hacinamiento y el tipo de trabajo. Pero poco importa eso en la industria textil, que en Argentina mueve cerca de 700 millones de dólares al año. Estas noticias no salen en los grandes medios ni en campañas publicitarias. Probablemente, no atraigan a los grandes anunciantes.

2 comentarios:

  1. son dos grandes marcas acostumbradas al primer nivel, ademas he visto lo que vos decis, nike se entromete con una publicidad un tanto controvertida en una camiseta hecha por adidas, un golpe de efecto bastante amplio, excelente bklog, te interesa un intercambio de links? un saludo

    ResponderEliminar
  2. muy clásico camisa del fútbol rayado http://www.escfb.com/ ... http://www.escfb.com/Me gusta mucho, Pedí mucho de la web. .

    ResponderEliminar