Los dólares aterrizan en el Calcio

Habrá soñado con este momento cuando pasaba por las aulas universitarias de la antigua ciudad. O desde su exilio, cuando se dedicó a hacer negocios en dólares del otro lado del océano. Finalmente, el 16 de abril pasado, el empresario norteamericano Thomas DiBenedetto finalmente adquirió Roma y se convirtió en el primer presidente no italiano de la historia del club, a pesar de tener raíces en la península ibérica. DiBenedetto y su grupo de inversores de inversores de Boston, Estados Unidos, ya tienen el control del equipo y amenazan con iniciar una nueva era de millones y, si se puede, de triunfos.

La Roma inició su historia como sociedad anónima en 1967. En 1993, el club, en ese entonces en manos de Franco Sensi y Pietro Mezzaroma, pasa a manos de la compañía petroquímica Italpetroli. La particularidad es que Italpetroli era propiedad en partes iguales de la familia Sensi y del banco Unicredit. En 2000, el equipo de fútbol comenzó a cotizar en bolsa con lo que el 33% de su capital pasó a manos de pequeños accionistas.

Desde hace unos años, las dificultades económicas apremiaban a la familia Sensi, que intentó vender el club a distintos inversores como el magnate húngaro George Soros. Gabriel Batitusta, que dejó el club hace 8 años, sería alguno de lo acreedores, ya que le reclama 6 millones de euros a la familia Sensi, e incluso el doctor Mario Brozzi, médico del club, intenta cobrar otros dos millones de euros por su despido. Finalmente fue DiBenedetto y sus socios quienes habrían pagado cerca de 200 millones de euros por el total del paquete accionario. Este grupo ya cuenta con inversiones en el mundo deportivo, ya que participa en la sociedad New England Sports Venture, que es dueña del equipo de béisbol Boston Red Sox y del Liverpool, el equipo de la Premier League.

Pese a los millones que dice tener para invertir, el magnate norteamericano llegó a Roma en la clase turista de un vuelo de línea. En su primer acercamiento, el nuevo dueño expresó su sorpresa cuando vio que fuera el Estadio Olímpico, una serie de comerciantes vendían camisetas oficiales, bufandas y otros productos con el logotipo de Roma, pero que el club no percibía nada por ello. DiBenedetto también señaló que no había restaurantes o bares en el interior del estadio, lo que generaba una pérdida importante de ingresos. A la vez, el nuevo dueño ya prometió una serie de inversiones millonarios en forma de refuerzos.

Aunque hoy la Roma se ubica a 18 puntos del flamante campeón Milán, en la temporada pasada el equipo arrancó en puestos de descenso y al final estuvo muy cerca de quedarse con el título, que finalmente se llevó el Inter. Pero esta temporada no fue igual a la anterior. El equipo fue eliminado tempranamente de la Champions League y el entrenador Claudio Ranieri renunció a su cargo. Hoy, el ex delantero Vincenzo Montella es quien se sienta en el banco.

Para DiBenedetto y su grupo resulta importante que el equipo forme parte de alguna competición europea la próxima temporada. Para eso deberá lidiar con equipos como Udinese, Lazio y Juventus, que luchan por los mismos objetivos. Si lo consigue, podría darse un hecho curioso en el futuro torneo continental, ya que si el Liverpool también obtiene su boleto para la Europa League, dos equipos del mismo propietario podrían enfrentarse en una cancha.

El propio Di Benedetto emitió un comunicado hace pocos días para anunciar que ya nada tiene que ver con el grupo dueño de los Diablos Rojos. Nuevos accionistas, como el basquetbolista LeBron James, pasaron a formar parte del grupo inversor del Liverpool, aunque es poco probable que Di Benedetto haya quedado afuera de semejante negocio.

"Ninguna persona natural o jurídica podrá tener control o influencia sobre más de un club que participe en una competición de clubes de la UEFA" dice el reglamento, pero tal las cosas hoy en día, Roma y Liverpool podrían enfrentarse en la Europa League la próxima temporada. Más allá de ellos dos, desde un tiempo resuena el aterrizaje de inversores nortemaericanos en los clubes ingleses, que ya se quedaron con Liverpool, Manchester United, Aston Villa y Suderland. En Italia acaban de aterrizar los primeros dólares. No parecen ser los últimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada