Más barras en Villa Soldati

La presencia de barrabravas como parte de grupos de choque es un hecho iniciado en la Argentina desde la segunda mitad de la década del ´70 y que cobró fuerte impulso con las elecciones presidenciales de 1983, las primeras después de la última dictadura militar. Desde aquellos tiempos, los barras venden su violencia privada en el mercado de la oferta y la demanda, ajenos a cualquier ideología política, fuera de la competencia deportiva.

Por suerte, en los últimos años el periodismo argentino, o al menos una parte de él, ha sabido ponerle nombre y rostro a los violentos, para avanzar al menos desde el discurso sobre el grado de impunidad que rodea su accionar. En la ocupación del Parque Iberoamericano, en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, Julio Carlos Capella fue uno de los barras que apareció en las imágenes, con un revólver en mano, como uno de los miembros del grupo de choque que desde el miércoles pasado atacó a los ocupantes. Ayer, la justicia identificó a otro barrabrava que formó parte del ataque con disparos, piedras y palos sobre los que hoy viven en el Parque Iberoamericano de Villa Soldati.

Se trata Ricardo Gerino, alias "Gordo Gerino" o "Richard", miembro de la hinchada de River, quien fue grabado tirando piedras y con un palo en la mano. “Richard", quien tiene derecho de admisión y no puede entrar a las canchas, formaría parte de "La Banda del Oeste”, uno de los grupos que lucha por el poder de la hinchada millonaria. Casualmente, este sector de la hinchada fue el que ocupó el centro de la tribuna el lunes en el estadio de Lanús, pese a que sobre más de un centenar de ellos pesa el derecho de admisión. Gerino y Capella formaron parte del grupo de barras de barrabravas de Boca, Deportivo Español, Huracán y Nueva Chicago que actuaron con total impunidad en Villa Soldati.

Cuando este grupo entró en acción, la policía ya había hecho su trabajo. Fuentes judiciales señalaron que al menos tres testigos afirmaron que en las muertes de Bernardo Salgueiro y Rosemarie Cupeña, fallecidos el martes 7 de diciembre, el primer día de los incidentes, los disparos de balas de plomo habrían provenido de uniformados de la Policía Federal.

A menos de dos kilómetros del Parque Iberoamericano, el lunes, en Villa Lugano, 60 familias tomaron la cancha de fútbol del Club Albariño. Vecinos y barrabravas de un barrio cercano atacaron a piedrazos y botellazos a los ocupantes, que respondieron con las mismas armas. El violento grupo que actuó tenía mucho que ver con el que había atacado el Parque Iberoamericano. Estaría comandado por Eduardo “Manzana” Santoro, hincha de Nueva Chicago, quien hoy es presidente del club Nueva Estrella. “Manzana” es hermano de “Manzanita” Santoro, antiguo barrabrava de Boca, condenado en 1997 junto a otros ocho miembros de la hinchada a 20 años de prisión por los asesinatos de los hinchas de River Walter Delgado y Ángel Delgado, ocurridos el 30 de abril de 1994, después de un superclásico.

Para completar el panorama, el Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires (ODH) presentó ayer su informe anual, donde recuerda el aumento de la tasa de mortalidad infantil producido en 2009 en la ciudad, que subió un punto por mil al pasar de 7,3 a 8,3 por mil, según las cifras oficiales de la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad. Además, el informe sostiene que “la inversión en educación es la más baja de los últimos diez años”. Es destacable en el informe un hecho de discriminación ocurrido en relación al deporte. Durante el Mundial de Sudáfrica 2010, el Gobierno Porteño instaló una pantalla gigante para ver los partidos en la Plaza San Martín. Sobre ese evento, el informe del ODH dice: “Personal de una empresa de seguridad privada contratada por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impidió el ingreso de personas indigentes a este y otros sectores de ese parque público”. Allí por suerte no apareció la patota de barrabravas. Muchos de ellos, estaban en Sudáfrica.

Aquí el video de "Richard" en Villa Soldati:

2 comentarios:

  1. es increible como los barras ya exceden lo que es futbol, con tal de estar metidos en los quilombos estan en todos lados, es increible la mafia que se tejio alrededor de ellos, yo la verdad no lo puedo creer, un saludo y muy buen articulo, muy triste como sociedad que somos, pero muy bueno al fin

    ResponderEliminar
  2. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes munekitacat@gmail.com

    besos

    Catherine

    ResponderEliminar