El cortometraje más premiado de la historia y su toque futbolístico

Pocos objetos más tristes e inútiles que una pelota de fútbol pinchada, como si detrás de ella se escondieran todos esos goles que no fueron, esas gambetas inconclusas, esas jugadas sin definición certera. El cortometraje "Porque hay cosas que nunca se olvidan", escrito y dirigido por el argentino Lucas Figueroa, cuenta la historia de cuatro chicos que sufren la pinchadura de su balón a manos de una señora y la venganza que organizan a partir de tal ofensa.

Con un gran despliegue de efectos visuales, el film cuenta con la actuación de los futbolistas italianos Fabio Cannavaro y Amadeo Carboni. El corto español, rodado en italiano, ha logrado más de 300 premios en distintos festivales a lo largo de un año y medio, lo que lo convirtió en el cortometraje más premiado de la historia. Por eso, el argentino Lucas Figueroa, que vive en Madrid, ha conseguido inscribir su trabajo en el Libro Guiness de los Récords. Ahora anda preparando su primer largometraje. Esperemos que también tenga un toque deportivo.

Aquí la película:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada