El fútbol en la Alemania unificada

El Estadio Olímpico de Berlín
El Estadio Olímpico de Berlín es uno de los tres grandes monumentos de Berlín que quedaron en pie luego del bombardeo que sufrió la capital alemana en la Segunda Guerra Mundial. Construido en 1934, recibió a los Juegos Olímpicos de 1936, la final la Copa del Mundo de fútbol de 1974 y la final del Mundial 2006. Allí juegan hoy el Hertha Berlin de la Bundesliga y el Berlin Thunder, un equipo alemán de fútbol americano.

Los otros dos grandes edificios que permanecieron en pie luego de 1945 ya no cumplen sus funciones originales. El antiguo aeropuerto hoy oficia de parque recreativo y el viejo Ministerio de Transporte, donde se organizó el rearme alemán antes de la Segunda Guerra, hoy es el Ministerio de Hacienda de Alemania, la principal potencia económica de Europa. El organismo intenta por estos días dar impulso al capitalismo europeo, pero hasta 1989 estuvo en manos de la República Democrática. En la puerta, una foto recuerda la primera manifestación contra el régimen comunista que sufrió la RDA, en 1953. Más de 500 personas pagaron con su vida aquella protesta. Detrás, un mural sobre mármol resalta las bondades del sistema comunista, donde conviven obreros y patrones, la sociedad política y la sociedad civil, todos bajo el mismo modelo de supuesta igualdad.

Pero el estadio olímpico que vemos hoy no es el mismo que en 1934. A través de los años, ha sufrido varias remodelaciones. La más importante se produjo en 2000 y 2001, cuando se amplió su capacidad a 76,000 espectadores, aunque se conservó su característico estilo arquitectónico de la época del Tercer Reich.

Tras el final de la Segunda Guerra y la separación del territorio alemán en dos estados, se constituyeron dos ligas diferentes. La DDR Oberliga se disputó desde 1949 hasta 1991. Cuando se produjo la unificación entre este y oeste, en 1989, sólo dos equipos de la ex RDA (Hansa Rostock y Dinamo Dresden) pudieron hacer frente a las exigencias económicas y se integraron a la Bundelisga. Occidente se quedó con 18 de las 20 plazas y se llevó a los mejores jugadores, como Mathias Sammer, Ulf Kirsten, Andreas Thom, Thomas Doll y, más tarde, Michael Ballack.

Mientras la primera categoría pasó de 18 a 20 equipos para dar lugar a los nuevos clubes del este, el resto de los conjuntos de la RDA se integró a las divisiones de ascenso. El Magdeburgo fue el único equipo de la Alemania Oriental que conquistó un título europeo. En 1974, fue campeón de la Recopa al vencer 2 a 0 al Milan. Hoy, el Magdeburgo milita en las ligas regionales.

Merkel, con la bufanda de su equipo, el Energie Cottbus
El Energie Cottbus es uno de los pocos equipos del este que pudo integrarse en los últimos años a la primera categoría. Pese a ser el equipo de la canciller Angela Merkel, también nacida en el este, el Cottbus ascendió por primera vez a la máxima categoría en 2000 y bajó a segunda en 2003. Retornó en 2006 y volvió a bajar en 2009. Merkel fue declarada miembro honorario del club.

Sólo 8 futbolistas lograron jugar en la Selección de Alemania Occidental y en la de Alemania unificada. En 1974, las Alemanias se enfrentaron en el Mundial de fútbol, en Hamburgo. La RDA se llevó la victoria, en la propia casad de los occidentales. Aquel triunfo, como los medalleros de los Juegos Olímpicos, sirvió para demostrar el poder comunista por sobre el mundo capitalista, aunque más no sea en el fútbol. 15 años más tarde, ya no había equivalencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada