Steve Powell y los hinchas

“El fútbol profesional no puede existir sin los hinchas” lanzó Steve Powell, miembro de la Federación de Hinchas de Inglaterra y Gales, en la conferencia, para recordarnos el poder con que cuentan los fanáticos de fútbol alrededor del mundo. Powell pasó por Buenos Aires y abordó temas como la violencia, el poder de los clubes ingleses y la necesidad de los aficionados de organizarse para poder canalizar muchos de sus reclamos. El encuentro fue organizado por la ONG Salvemos al Fútbol y contó con la presencia del periodista Gustavo Grabia.

"Pasión sí, violencia no", dijo Powell para sintetizar la idea de la Federación de Hinchas nacida en 2002, tras la unión de dos agrupaciones, y que cuenta con 180.000 afiliados. Tiene representación en la Asociación del Fútbol Inglés y trabaja con los organismos estatales y la policía, como símbolo de sus posibilidades para formar parte de los lugares donde se toman las decisiones. La Federación de Hinchas se financia con el aporte de sus afiliados, la subvención de la Asociación de Fútbol, del sindicato de futbolistas y el aporte de sponsors.

"Lo mejor del hincha argentino es la pasión y lo peor es la violencia", también afirmó Powell. También contó que Inglaterra terminó con los incidentes en los estadios, pero lo mismo sucedió con la pasión y el aliento de los hinchas, obligados a ver los partidos sentados tras pagar entradas a precios exorbitantes.

Powell también hizo referencia a las principales medidas tomadas en el Reino Unido para acabar con la violencia en los estadios. Allí, las cámaras de video instaladas en las canchas y la acción severa de la justicia fueron los factores principales que permitieron acabar con los incidentes causados por los hoolingans.

“Los hinchas tienen que unirse para dar a conocer su voz. Somos rivales sólo durante el partido” finalizó Powell, como dejar en claro que existe un camino para lograr mayor protagonismo frente al poder de los dirigentes de los clubes. Porque el fútbol no puede existir sin los hinchas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada