Millonarios Sociedad Anónima

Más de 5.000 colmaron aquel día el aeropuerto “El Dorado” de Bogotá para recibir a las nuevas estrellas llegadas desde la Argentina. Era 11 de agosto de 1949, cuando Alfredo di Stéfano y Néstor “Pipo” Rossi llegaron a Colombia para incorporarse al club Millonarios, donde ya militaba el crack criollo Adolfo Pedernera. A fin de la década del ´40 y principios del ´50, se produjo la época dorada del fútbol cafetero, cuando el poderío económico de muchos de sus clubes le permitió contratar a una gran cantidad de jugadores extranjeros, especialmente argentinos, que abandonaron su país a raíz de la huelga de jugadores que paralizaba al fútbol local en el año 1948.

La situación económica de Millonarios de Colombia por estos días está lejos de aquellos años dorados de mitad del siglo XX. Las altas deudas, que alcanzan los 15 millones de dólares, se hicieron imposibles de pagar, por lo que en los últimos meses los directivos empezaron a ver en el capital privado la única salida posible a la crisis financiera. Decidieron entonces crear un nuevo comité directivo para llevar adelante la reconversión del club a una Sociedad Anónima.

El club presentaba algunas características singulares, aún dentro de su inscripción como sociedad sin fines de lucro. Es el estado colombiano, a través de Dirección Nacional de Estupefacientes, quien cuenta con el 27,15 por ciento de las acciones de Millonarios. Esta participación estatal se dio luego de comprobarse que los títulos pertenecían al narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, conocido como "El Mexicano". Esta situación también se da en el América de Cali, donde el poder público se aseguró el 8 por ciento de las acciones luego de comprobarse que pertenecían a los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, quienes formaban del Cartel de Cali.

El proyecto para afrontar las deudas de Millonarios incluye su capitalización con accionistas nuevos, que llegaron a partir del trabajo de comisionistas de bolsa y entidades del sector financiero. Para lograr esto se modificó la Ley 181 de 1995, que establece restricciones en cuanto al número de accionistas que pueden participar en los clubes. Este cambio ayudará a otros equipos colombianos con problemas económicos, ya que permitiría el ingreso de un mayor volumen de capital privado. Millonarios es el primer club colombiano que se acoge a esta nueva modalidad.

El proceso de deuda creciente tuvo implicancias en la vida institucional de Millonarios, ya que hace unos meses el técnico Luis Augusto García y el presidente Juan Carlos López presentaron sus renuncias al ver que no podían manejar la situación de crisis. Esta semana, la Asamblea Constituyente del club reunió a los 4.100 nuevos accionistas de la sociedad anónima, quienes nombraron a la nueva Junta Directiva. Este grupo elegirá junto con una empresa de recursos humanos a un ejecutivo que ocupará la presidencia del club. .

Seguramente, los más de cinco millones de hinchas que tiene Millonarios esperan una rápida solución a la crisis y dineros rápidos para reforzar el plantel. Pese a las deudas, el equipo está en la pelea grande del campeonato colombiano aunque, a veces, el campeonato económico es más difícil que el deportivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada