David Cameron y la pasión por el tenis

Seguramente, David Cameron, el Primer Ministro inglés, de chico habrá soñado ser como ellos. Cuando de joven alternaba sus estudios con su pasión por el tenis, Cameron imaginaba lucir su buen juego contra los mejores. El deporte no le dio el gusto, aunque su carrera política llegó más lejos de lo pudiera pensar cuando cursaba sus estudios de política, economía y filosofía en la Universidad de Oxford.

El jueves, Cameron recibió en su residencia de Downing Street No. 10 a los 8 tenistas que desde hoy y hasta el próximo domingo participarán del Torneo de Maestros de tenis en Londres. En la foto, Rafael Nadal, Roger Federer, Novak Djokovic, Robin Soderling, Andy Murray, Tomas Berdych, David Ferrer y Andy Roddick posan junto a Cameron antes de entrar a la recepción privada. Allí dijo Cameron: "Es fantástico que las Finales ATP World Tour vuelvan a Londres por segundo año seguido. Es grandioso para Londres y para el país. Estoy 100% con la recepción británica a un evento deportivo de alto nivel como este. Con los Juegos Olímpicos, la Rugby Union y la Rugby League World Cups, la Cricket World Cup y esperamos que la FIFA World Cup, todos los que tendrán lugar acá en los próximos años, este es un extraordinario tiempo para el deporte en el Reino Unido y una gran oportunidad para construir un gran legado deportivo”.

Si bien la historia considera a los franceses como los inventores del tenis, o de su ancestro, el juego de palma, los ingleses mostraron una importante tradición en la práctica del deporte. Por ejemplo, en Argentina, Geogre Beresford, el militar que estuvo al mando de las invasiones inglesas en el Río de la Plata en 1806, se considera el primer tenista criollo. Beresford jugó al tenis en su prisión de Luján junto con el capitán Denis Pack, con un juego de raquetas traídas desde Europa. Cameron ha abrazado la pasión por el tenis, y también por el cricket, desde pequeño. Fue capitán del equipo de tenis del Brasenose College, de la Universidad de Oxford, en su adolescencia y, hasta no hace mucho tiempo, jugaba en el Centro Deportivo Westway. Aun hoy como Primer Ministro a veces se hace un lugar en la agenda para darle a la pelotita. Andy Murray dijo tras la charla con Cameron: “Fue muy agradable. A él le gusta el tenis, hablamos sobre eso y de algunos de los últimos jugadores. Fue muy divertido. Realmente lo disfrute".

Lo cierto es que Cameron pudo darse el gusto de ver a sus ídolos de cerca, como también podrán hacerlo esta semana los londinenses, que disfrutarán de los ocho mejores tenistas del mundo en un torneo que reparte ocho millones de dólares en premios en premios. No es tanto dinero si se compara con reciente recorte del gasto público anunciado por el gobierno conservador, por un total de 7.150 millones de euros, que incluye el aumento del IVA del 17,5% al 20% a partir de enero, el aumento de impuestos para la banca y para las rentas más altas, la congelación de salarios en el sector público y recortes en las prestaciones sociales. El gobierno británico busca así reducir el déficit público del 11 al 3% del PIB en cuatro años. Cerca de casi medio millón de trabajadores del sector público van a perder su empleo en los próximos meses, en lo que se considera el mayor recorte del gasto público en el Reino Unido desde la II Guerra Mundial.

Sin embargo, en este contexto el deporte sigue siendo un asunto de estado, ya que el sector público y los privados plantean invertir cerca de 9 mil millones de euros en la organización de los Juegos Olímpicos de 2012, que tendrán lugar en Londres, y todavía Inglaterra apuesta a organizar el Mundial de 2018. Mientras tanto, Cameron se seguirá divirtiendo con el tenis.

Aquí un video de esta semana, donde los ex tenistas Mark Philippoussis, Martina Navratilova, Anna Kournikova, Steffi Graff y su esposo Andre Agassi jugaron al tenis junto al cantante británico Elton John y a la legendaria ex tenista estadounidense Billie Jean King. El evento sirvió para recaudar fondos para la Fundación para la Lucha contra el SIDA y se realizó en Washington.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada