Maradona y el arte de dirigir


En 2005, Jorge Valdano declaró a la revista Un Caño: "Maradona no puede ser un gran DT porque es demasiado original como para transmitir un mensaje. Esa es la lógica desde la que deduje que los mediocres teníamos más posibilidades de ser entrenadores que los genios. Cruyff me desmintió, pero creo que es una excepción a la regla, yo sigo creyendo que algo de lo que pienso es real". Pese a que Maradona le contestó a Valdano algunas criticas más recientes sobre su falta de experiencia como DT (“No me hago el filósofo, para eso está Valdano, que igual tiene más mentiras que el truco" dijo el Diez) las palabras del manager del Real Madrid pueden servir como disparador para pensar el momento que vive hoy el técnico de la Selección Argentina.

Por su calidad técnica dentro de una cancha, Maradona era capaz de resolver un partido por sí solo, sin depender del nivel de juego de su equipo. Esas posibilidades que le brindaba su destreza con la pelota determinó que sea él quien, vestido con la camiseta de la Selección Argentina, muchas veces cargara sobre sus hombros la esperanza de un país entero. Hoy el Maradona – técnico también lleva en sus espaldas las ilusiones de los hinchas argentinos, pero desde el banco de suplentes.

El tiempo dirá si Valdano tenía razón o no. Lo cierto es que para conducir un equipo es imprescindible la habilidad en la comunicación. Al fin y al cabo, se trata de saber transmitir una idea, un concepto, aquello que se busca de cada jugador. A esto se le pueden agregar otras tareas como elegir correctamente la alineación inicial o ensayar jugadas para aplicar en el partido. Esto es lo que muchos cuestionan hoy de Maradona: sus conocimientos y habilidades no ya para jugar en la Selección Argentina sino para dirigirla. Antes, los cuestionamientos al Diez se relacionaban con su faceta extrafutbolística: sus excesos, sus opiniones públicas al por mayor, sus contradicciones. Pero su costado futbolístico era casi sagrado. Al fin y al cabo, dentro de la cancha era el mejor de todos.

Antes de asumir como técnico de Argentinos Juniors, Claudio Borghi, ex compañero de Maradona en el Mundial ´86, declaró al diario Olé: “No llega un gran ex jugador sino un buen entrenador". Jugador habilidoso como pocos, Borghi se reinventó como técnico en Chile, consiguiendo cuatro campeonatos con Colo Colo. De gran futbolista pasó a ser un gran técnico a base de títulos y del buen juego de sus equipos. Maradona debe construir su carrera como entrenador mientras ocupa el cargo de técnico de la Selección Argentina.

Alguna vez, a Diego Cagna, técnico de Tigre, le preguntaron cuál había sido el mejor consejo que le habían dado antes de sentarse en el banco de suplentes para dirigir. Cagna contestó que lo más importante que le habían dicho era que un técnico siempre debía estar tranquilo para poder decidir. El consejero había sido de Carlos Bianchi. Argentina se juega ante Paraguay la posibilidad de jugar el próximo campeonato del Mundo. Una victoria lo dejaría virtualmente en Sudáfrica 2010. Ojalá el técnico y los jugadores tengan la tranquilidad y la inteligencia necesaria para sacar el partido adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada