La justicia norteamericana condena a un ex árbitro por narcotráfico

Byron Moreno cuando intentaba ingresar a Estados Unidos con heroína en Septiembre de 2010
“Primero, quiero pedir perdón a Dios por lo que hice. Al gobierno de los Estados Unidos. Y mi familia por la vergüenza que les he hecho pasar”, inició su discurso final el ex árbitro ecuatoriano Byron Moreno ante la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York. Quizás en algún rincón guardaba la esperanza de una absolución que sabía imposible, pues ya se había declarado culpable. Pero pocos minutos después recibió sobre sí todo el peso de la ley: deberá pasar 30 meses en prisión por contrabando de heroína.

El 20 de septiembre pasado comenzó el calvario de Byron Moreno, cuando intentó ingresar a Estados Unidos desde Guayaquil con 6,2 kilos de heroína, valuada en 400 mil dólares, que llevaba en el interior de diez bolsas plásticas ocultas entre la ropa que tenía puesta.

Ya en prisión, el ex árbitro se declaró culpable, para evitar un largo proceso e intentar alivianar su pena, que podía alcanzar los 20 años de prisión. El pasado viernes, Moreno ingresó al mediodía en el octavo piso de la sección sur del edificio de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, en Brooklyn, escoltado por agentes federales.

Mientras estuvo preso en Nueva York su novia perdió el hijo que esperaba la pareja en Ecuador. “Uno siempre aprende. Esto es muy doloroso. El error que cometí me tendrá marcado para siempre. Espero que Dios me dé una segunda oportunidad, para tener un hogar con mi novia y sus hijos, ahora que me necesitan", dijo Moreno en medio de lágrimas ante la Corte.

Minutos después, el juez federal Edward Korman le impuso la pena mínima de 30 meses de prisión efectiva en la cárcel Ft. Dixon, de New Jersey, y tres años bajo supervisión. A comienzos de 2013 será deportado a Ecuador.

Moreno comenzó su carrera como árbitro en 1996. En diciembre de 2002 había sido detenido por la policía de Quito por abuso de menores. En aquel año también había sido suspendido por 20 partidos tras un polémico arbitraje en un encuentro entre la Liga Deportiva Universitaria de Quito y Barcelona de Guayaquil. En 2002 también representó a Ecuador en el Mundial de Japón – Corea, donde se recuerda su polémico arbitraje en el partido Corea del Sur-Italia de los octavos de final, en el que los anfitriones eliminaron a los europeos.

En 2003, se retiró del arbitraje profesional. En julio de 2008, fue acusado de golpear a su madre y a su sobrina de ocho años. La semana pasada, la justicia norteamericana lo condenó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada