Capello y la cultura del fútbol británico

Tras la renuncia de Fabio Capello a la dirección técnica de la selección de Inglaterra de fútbol hace poco más de una semana, el diario español El País hizo una pequeña reseña de la salida de los entrenadores del banco inglés en los últimos 18 años. La lista es sorprendente:

· Terry Venables (1994-96) se fue tras ser investigado por unos supuestos sobornos.
· Glen Hoddle (1996-99) se marchó tras unas declaraciones despectivas hacia los discapacitados.
· Kevin Keegan (1999-2000) abandonó su puesto un año después de asumir tras caer en casa ante Alemania por la claisificación para el Mundial 2002.
· Sven Goran Eriksson (2001-06) se largó tras conocerse una relación amorosa con una empleada de la Federación.
· Steve McClaren (2006-07) fue despedido tras no clasificar al equipo para la Eurocopa de Austria y Suiza 2008.

Tras el cuarto puesto que consiguió el equipo en el Mundial de Italia ´90 bajo la dirección de Bobby Robson, el combinado inglés navegó siempre por aguas turbulentas. La reciente salida intempestiva de Fabio Capello suma un capítulo más a la zaga, a poco menos de cuatro meses para el próximo campeonato europeo de selecciones, que se disputará en Polonia y Ucrania. 
 
Idiomas y controversias 

Fabio Capello y John Terry
Capello asumió su cargo en 2007, bajo la idea de imponer disciplina dura y rigor táctico a un equipo que venía quedarse afuera de la Euro 2008. En el Mundial de Sudáfrica la suerte no cambió demasiado y el equipo se marchó tras la derrota ante Alemania por 4 a 1 en octavos de final. En la conferencia de prensa tras aquel partido, Capello siguió dilapidando el poco crédito que aún le quedaba, al contestar las preguntas de los periodistas en un inglés casi inteligible. Pese a haber ganado 32 millones de euros en cuatro años, Capello nunca aprendió bien el idioma del país que lo tuvo al mando de su selección.


El otro affaire lo sufrió con el defensor John Terry, que cruzó toda su gestión como entrenador inglés. Tras designarlo capitán, un puesto de prestigio y respeto para la cultura futbolística británica, debió quitarle la cinta tras descubrirse un romance del futbolista del Chelsea con la mujer de su compañero de selección Wayne Bridge. 

Después de convencer a a la Federación hace un año de que el central del Chelsea debía volver a ser capitán, Terry se vio envuelto en una denuncia judicial por un insulto racista a Anton Ferdinand , hermano de Rio, quien tiempo atrás había resignado la capitanía de la selección en favor de Terry. La Federación quitó nuevamente la cinta a Terry contra la opinión de Capello, que entendía que el defensor merecía el beneficio de la duda hasta que la justicia se pronuncie sobre las acusaciones. Esta controversia fue el detonante para la salida del entrenador italiano. 

Arte y cultura 

Capello es amante del arte y cuenta con una colección valuada en más de 15 millones de dólares, donde se ubican varias obras del genial pintor ruso Wassily Kandinski. Su idea futbolística está más ligada al puro estilo italiano de orden y trincheras que a la dinámica inglesa. Su ilusión de disciplinar a un grupo de jugadores talentosos, con Wayne Rooney a la cabeza, no dio sus frutos. 

La prensa sensacionalista inglesa muestra en sus páginas continuamente escándalos públicos y privados de grandes futbolistas. El escándalo de escuchas que involucró Rupert Murdoch es sólo una muestra más de aquella cultura de primicias a todo color que diariamente decoran las portadas de los periódicos como The Sun. Ni la mano de hierro italiana pudo cambiar esos hábitos. En el campo, el equipo mostró poco para destacar. Con contrato hasta después de la Euro 2012, muy pocos confiaban en que Inglaterra y Capello brillara en ese torneo.
 
Harry Redknapp, hoy técnico del Tottenham
En 2001, cansado de los fracasos, el país que inventó el fútbol quiso encontrar en los entrenadores extranjeros la sabiduría necesaria para volver a los primeros planos. Las experiencias con Sven Goran Eriksson y con Capello en estos 10 años no fueron buenas. A veces importar conocimiento permite la evolución, pero cuando el resultado es adverso genera mayor gusto por lo autóctono. 

Llamativamente, el mismo día que Capello se marchó, el actual entrenador del Tottenham, Harry Redknapp, fue absuelto de una acusación de fraude fiscal por 12 millones de euros que pesaba sobre él. Libre de culpa y cargo, es hoy el candidato a ocupar el cargo de seleccionador y es la cara opuesta de Capello. Logró llevar a un equipo humilde como el Tottenham a los primeros planos de la liga. Fue delantero del West Ham United, compañero de glorias como Bobby Moore, Geoff Hurst y Martin Peters. Es un hombre del fútbol inglés. Mientras tanto, el entrenador del equipo sub - 21, Stuart Pearce, dirigirá a los británicos en el amistoso ante Holanda de fin de mes. Redknapp espera no terminar como sus predecesores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada