Play the Game 2013


Poner el foco donde otros apenas si echan una mirada, ese parece ser el eterno espíritu de Play tha Game, la organización danesa dedicada al mundo del deporte que desde este lunes llevará adelante su octava conferencia, durante cuatro días. El doping, el amaño de partidos, los mega eventos y la corrupción deportiva son cuestiones que históricamente ha abordado Play tha Game en sus encuentros y que se discutirán una vez más en el Helnan Marselis Hotel de Aarhus, al este de Dinamarca. Temas muchas veces descartados por los grandes medios periodísticos son aquí el centro de la escena, con charlas, debates e intercambios entre más de 300 periodistas, científicos, investigadores y funcionarios del mundo deportivo de más de 30 países.

Dinamarca, el país anfitrión de la conferencia, parece una excepción a muchos de los cuestionamientos que sufre el mundo del deporte. Buena parte de los hombres y mujeres del país practican deporte habitualmente, la infraestructura deportiva cuenta con buenos recursos y existe un marco jurídico adecuado para las federaciones, que gozan de buena salud financiera.

Pero los problemas acechan y algunos debates parecen urgentes aquí, en Dinamarca. Esta vez, la conferencia contará con la participación habitual de periodistas y analistas, como así también de protagonistas que dirigen los destinos del deporte en distintas facetas.

Recientes casos de controles antidoping con resultados positivos, como los casos de los de los atletas jamaiquinos Asafa Powell y Sherone Simpson y el nortamericanoTyson Gay, muestran que esta cuestión todavía tiene cuentas pendientes. Incluso algunas de las últimas medidas como el pasaporte biológico y un endurecimiento de las sanciones no han resuelto el problema. Dentro de pocas semanas, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) prepara una revisión del Código Antidopaje, que determinará cómo se luchará contra el doping en los próximos años.

Por eso, será esta una de las cuestiones principales en el inicio de la conferencia de Play tha Game, con la presencia de ex presidente de la AMA, Richard W. Pound; de Frédéric Donzé, director de la oficina europea de la AMA; y William Bock, asesor general de la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos (USADA).

También la reforma de la FIFA y su supuesto proceso de mayor transparencia serán abordados. Recientemente, la FIFA y Mark Pieth, el presidente de la Comisión Independiente de Gobernabilidad creada en 2011, anunciaron el final de su trabajo en conjunto.

En un reciente informe, Peith fue crítico de todo el proceso, al afirmar que la federación que preside Joseph Blatter había aprobado en su totalidad sólo 7 de 59 recomendaciones, mientras que incorporó parcialmente otras 10, dejando 42 sin aplicarse. Peith destaca como logros importantes la creación de un nuevo manual de ética y los nuevos comités de auditoría y seguimiento del proceso, con la incorporación de miembros independientes.

La FIFA, a través de jefe de Prensa, Walter De Gregorio, contestó a los duros informes resultando los avances y con fuertes críticas a Peith. Ellos formarán parte de la Conferencia en distintos paneles, donde también estarán el periodista Andrew Jennings, eterno crítico e investigador de la corrupción en la FIFA; Luis Fernandes, Viceministro de Deportes de Brasil; y Saint Clear Milesi, miembro del Comité Organizador del Mundial de Brasil 2014.

Así es como por primera vez la FIFA participará oficialmente de esta conferencia y estará cara a con muchos de sus críticos.

La cuestión FIFA también permitirá abordar el problema de los megaeventos deportivos. Los gastos en la Copa Mundial de 2014 fueron parte de los reclamos recientes en las protestas ocurridas en Brasil. Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en Sochi, Rusia, también cuentan con reclamos de organizaciones de derechos humanos y opositores al régimen del presidente Vladimir Putin, que afirman que el presupuesto alcanzaría los 50 mil millones de dólares, buena parte de ellos destinados a la corrupción y al reparto entre amigos del poder. Los presupuestos extensivos y el uso de las instalaciones luego de los grandes acontecimientos, muchas veces convertidas en elefantes blancos, con poca utilziación, serán tema de debate. Este tipo de situaciones se dieron en recientes grande eventos como en la Euro 2004 de Portugal, en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y en en el Mundial 2010 de Sudáfrica.

El amaño de partidos es un tema muchas veces desdeñado por instituciones como el Comité Olímpico Internacional, pero también tendrá su lugar, con la participación de investigadores como Declan Hill y de miembros de Interpol y Europol. Además, habrá debatas sobre la corrupción en el deporte, con recientes escándalos en federaciones como balonmano, voleibol, levantamiento de pesas y tenis de mesa. También se discutirá el gobierno de las federaciones deportivas y la participación de la sociedad civil, con el objetivo de lograr instituciones más democráticas.

Pelota Afuera estará presente, para dar cuenta de las tensiones que atraviesa Latinoamérica, una región dispuesta a recibir grandes grandes eventos como la Copa del Mundo de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, mientras frecuentemente vive episodios de violencia deportiva que constrata con los valores que proponen los grandes acontecimientos.

La presencia de miembros dirigentes deportivos y políticos da a Play the Game la posibilidad de no quedarse sólo en palabras sobre la situación actual del mundo del deporte, sino insistir para lograr cambios concretos en la organización deportiva del futuro. No se trata ya sólo de dar a conocer una voz sobre los escándalos y la corrupción en el mundo del deporte, sino de buscar un deporte más justo y limpio. Con esos objetivos comienza Play the Game 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario