Las violencias del fútbol argentino


La violencia en el fútbol argentino no son sólo las barras bravas. La frase es una buena síntesis de los distintos discursos que se escucharon en la jornada denominada “Fútbol, Ciencias Sociales y Estado: Propuestas para una seguridad deportiva” realizada en la Universidad Nacional de Avellaneda el pasado martes 19 de junio. Allí, académicos, docentes y un miembro del organismo nacional a cargo de la seguridad en los espectáculos deportivos debatieron sobre esta problemática.

Las 8 víctimas fatales relacionadas con el fútbol pusieron nuevamente la cuestión de la violencia en los primeros planos de la prensa argentina. La valiente decisión del presidente de Independiente Javier Cantero de cortar cualquier vínculo con la barra de su club contribuyó a profundizar el debate y la pregunta sobre si es posible dar pelea contra estos grupos.
Peor a la vez, muchos discursos parecen agotar la problemática a estos grupos organizados, con vínculo con dirigentes deportivos y políticos, que han mercantilizado su propia violencia para llevar a cabo sus propios negocios alrededor del espectáculo deportivo.

Tras las palabras del ingeniero Jorge Calzon, rector de la universidad, el antropólogo José Garruga Zucal presentó los fundamentos del documento titulado “Propuestas de acción e intervención para la construcción de una seguridad deportiva”, recientemente presentado por distintos académicos para aportar una mirada diferente sobre el problema de la violencia en el fútbol argentino. “La mirada centra su foco siempre en los barras y olvida a otros. Se oculta cómo todos los actores son responsables de legitimar la violencia. Los barras no son el único actor violento, son el único que da a la violencia un carácter positivo. Su violencia está legitimada, es posible y valida. Jugadores, dirigentes, hinchas, todos contribuyen de diferentes manera para dar lugar a las prácticas violentas” señaló Zucal.

Además, el antropólogo resalto la costumbre de los distintos actores de ligar la violencia a los otros y de vincularla a la ignorancia y la barbarie. “La practica violenta no es barbarie, tienen valores culturales” agregó.

Luego, la antropóloga Maria Verónica Moreira presentó las distintas propuestas que plantea el documento, como la posibilidad de incluir la voz de los hinchas comunes en el debate sobre la seguridad como voz autorizada y la necesidad de pensar en la seguridad del resto de los hinchas, no solo de los barras. Además, el documento plantea la necesidad de correr a la policía de los operativos de seguridad, la posibilidad de reconocer a las barras como actores, con derechos y obligaciones, la fundación de un observatorio de medios, la realización de capacitaciones y jornadas, la redacción de un estatuto del hincha, la necesidad de unificar las leyes de las distintas provincias respecto a la problemática y unificar sanciones a los clubes responsables.

Más tarde, Gustavo Lugones, miembro de Subsecretaría de Seguridad y Prevención de la violencia en Espectáculos Deportivos del Ministerio de Seguridad de la Nación, relató las distintas dificultades que encuentra e organismo a la hora de llevar a cabo las políticas en materia de seguridad deportiva y el trabajo que se realiza para profesionalizar esta área de la seguridad. Lugones no acordó con la presentación del documento respecto a la propuesta de reconocer a los barras como actores con derechos, aunque acordó con la idea de que la violencia no son sólo los barras bravas y que existen prácticas que vuelven posible la violencia en el espectáculo deportivo.

Además, Lugones resaltó la figura de Javier Cantero y su lucha contra los hinchas más violentos de Independiente. “La fiesta la hacemos todos, no solo ellos. El desafío es sacar a los violentos y que ese lugar lo ocupen lideres positivos” agregó Lugones.

El gran salón de la Universidad de Avellaneda mostró la necesidad de vincular la problemática de la violencia con la academia y los estudios culturales, para poder avanzar en políticas públicas que intenten derribar los discursos simplistas, las frases hechas y las soluciones mágicas. La violencia tiene múltiples causas, representaciones, legitimidades y responsables. No hay nada más violento que dejar ese lugar sólo a las barras bravas.

Click para ver completo el documento “Propuestas de acción e intervención para la construcción de una seguridad deportiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada