Climas inestables

“La lluvia es hermosa porque trastueca los planes” decía el fallecido periodista Fabián Polosecki. El agua caída desde el viernes y los fuertes vientos que soplaron sobre las canchas tuvieron su cuota de influencia en el desarrollo de algunos partidos de la 12° fecha del Torneo Apertura. El gol de Somoza a Godoy Cruz, el pelotazo de Pintos a Gimnasia (LP) y probablemente la bomba de Velázquez a River hayan estado marcadas por las condiciones climáticas. La fecha torció la suerte de algunos equipos que venían en ascenso, caso River, Boca e Independiente, y cambió el destino de otros que llegaban barranca abajo, como el sorprendente triunfo de Racing por 4 a 0 ante Atlético Tucumán.

River y Boca siguen embarcados en sus vaivenes conjuntos, aún con los matices de cada caso. Eliminados de la Copa Sudamericana, por segunda vez en el torneo los dos se fueron de la cancha derrotados. Los dirigidos por Astrada parecen haber aceptado su momento de escasez de recursos, con un plantel de escasa calidad salvo contadas excepciones, por lo que desde la llegada del nuevo técnico el equipo aborda los partidos con estrategias más conservadoras. River hoy espera a sus rivales bien armado atrás y busca espacios para llegar con sus volantes al área rival. Ya no es ese equipo de antaño que salía a llevarse por delante al contrario con su poderío ofensivo. La receta no le ha dado malos resultados a Astrada, porque su equipo genera más situaciones de gol en los últimos encuentros, más haya de que muchas veces sean mal resueltas. Probablemente sea el mayor problema de jugar sin delanteros: muchas veces los que disponen de opciones claras de gol son jugadores no habituados a definir en el área rival, por lo se que desperdician muchas chances.

Pese a la salida del lesionado Riquelme, Boca no escasea de llegadas al arco rival, aunque muchas veces le cueste transformarlas en gol. Ayer, sin el 10 y con un apagado Palermo, los de Basile se las ingeniaron para atacar a Central y probablemente de no ser por la floja labor de Abbondanzieri y del árbitro Pompei (no dio un claro penal a Gaitán) otra hubiera sido la historia. Una mención especial merece el todocampista Jesús Méndez, un volante que transita toda la cancha con la misma fuerza y habilidad, llega con peligro al área rival y le pega bien desde afuera del área, como en el gol de ayer. Castillejos con un gran apilada selló el triunfo canalla por 2 a 1.

En un clima hostil, no sorprende que Vélez haya salido mejor parado que Godoy Cruz. Los de Gareca cuentan con una solidez ya conocida que le permite resolver ciertos partidos con facilidad. Un caso parecido es Lanús, un equipo consolidado que pese a su flojo arranque de torneo (en las primeras 6 fechas ganó un partido) con la victoria de ayer por 1 a 0 se arrimó un poco más a los de arriba. El granate le ganó a River su tercer partido en poco menos de tres meses, tras los dos triunfos por la Copa Sudamericana.

En una fecha incompleta, quedan los vibrantes empates por 2 a 2 de Gimnasia (LP) – San Lorenzo y Argentinos – Chacarita, dos encuentros con muchas situaciones de gol, errores arbitrajes y suspenso hasta el final. Si hubieran ganado, El Ciclón estaría puntero transitoriamente y los de La Paternal hubieran quedado más cerca de la punta. No pudo ser. Algo similar le pasó a Independiente, que juega bien ante los de arriba pero se complica con los de abajo, como en la derrota de ayer ante Arsenal. En el campeonato argentino casi todo parece ser inestable, como el clima del fin de semana. El que logre ser más parejo de acá al final probablemente pueda festejar a fin de año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada