La AFA socialista

"Hay que apuntar a un reparto más socialista" dijo a comienzos de la semana pasada Julio Grondona para justificar la nueva forma de distribuir los 600 millones de pesos que los clubes argentinos recibirán de parte del Estado Nacional por los derechos de televisión de los partidos. La batalla silenciosa que se había iniciado en agosto tuvo como victoriosos, al menos por ahora, a los 14 clubes que propusieron un reparto del dinero más equitativo, ya que traslada buena parte de los porcentajes de dinero recibido de los clubes más grandes a los más chicos. Sin la presencia 5 de los 6 clubes más importantes (sólo votó un representante de River), el Comité Ejecutivo de la AFA aprobó el martes pasado el nuevo acuerdo. A partir de ahora Boca y River recibirán 30, 6 millones de pesos cada uno. En un segundo escalón, San Lorenzo, Racing, Vélez e Independiente percibirán 23,1 millones. Y en una tercera franja estarán unificados los restantes 14 equipos, incluidos los recién ascendidos, Atlético Tucumán y Chacarita, que ingresarán 16,8 millones a sus tesorerías.

La novedad es que se achica la brecha entre los que más dinero reciben y los que menos, ya que esta diferencia antes era de 18,7 millones y ahora es de casi 14. Mientras que Boca y River aumentaron sus ingresos en un 21 %, los recién ascendidos casi triplicarán la plata disponible (de 6,5 millones a 16,8). También se resolvió destinar 26 millones de pesos para solventar los operativos de seguridad en los partidos.

"Los clubes con mayor convocatoria representan el 95 por ciento de los ingresos generados por el fútbol en todo sentido (entradas, indumentaria, merchandising, publicidad) y congregan a más del 80 por ciento de los hinchas de todo el país” se quejaron en un comunicado los dirigentes de Boca, Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez en una carta dada a conocer esta semana. Pese a que la AFA ya lo aprobó oficialmente, la cuestión está lejos de terminarse y amenaza con seguir incluso en la justicia. Impedir el ingreso de las cámaras de televisión a los estadios puede ser una forma de protestar contra la reciente resolución.

Hace un tiempo, una interesante nota de Ezequiel Fernández Moores en canchallena.com daba cuenta del caso alemán, como un ejemplo de reparto del dinero de la TV. En Alemania, Bayern Munich fue el equipo que más dinero cobró la temporada pasada, con 28,11 millones de euros, a diferencia del 1899 Hoffenheim, el que menos recibió, con 13,3 millones. La distribución toma en cuenta los años en Primera, el ranking actual, una media de los últimos cinco años, contempla un plus de 4 millones por el título y hasta bonus por jugadores convocados a la selección. El contrato total, de 1.650 millones de euros, dura cuatro años. En Italia, cuando cada equipo negociaba su contrato con la televisión individualmente, el Milan recibía 100 millones y el Siena sólo 7. Desde que el gobierno italiano obligó a los clubes a actuar en forma conjunta, los que más ganan siguen cobrando 100 millones y los que menos ingresan reciben 25.

Un ejemplo interesante es Inglaterra, donde la Premier League, organismo separado de la federación, vendió los derechos de manera colectiva a cambio de 1,7 billones de libras a dos cadenas de televisión por 4 años. Una fracción de ese dinero se reparte en partes iguales entre los 20 equipos de primera división, otra parte se abona según la clasificación en la tabla y otra según la audiencia de los partidos, donde los equipos más grandes lógicamente reciben más dinero. Lo que ingresa por las transmisiones al extranjero se reparte en partes iguales.

Los casos de Alemania e Inglaterra pueden ser un buen espejo para mirarse. Sería saludable establecer más de un criterio para repartir el dinero de la TV, ya que no sólo la historia de los clubes es lo que cuenta, porque en ese caso los grandes siempre seguirán siendo grandes y los chicos nunca dejarán ese lugar. Boca y River cada vez tendrán más hinchas y el resto de los equipos menos. Premiar con mayor dinero buenas campañas y honestas administraciones parece un criterio bastante sensato. Aunque obviamente la audiencia de los partidos debe ser tenida en cuenta.

Es probable que Grondona haya prometido a los equipos más importantes mantener los porcentajes anteriores para lograr su apoyo para el nuevo contrato televisivo y su palabra haya quedado en el olvido. Es cierto que los equipos más grandes son los que más audiencia tienen y más hinchas convocan. Pero también es cierto que son los que más posibilidades tienen de recuadar dinero por afuera de la TV. Porque los sponsor les pagan más, sus futbolistas están más cotizados, sus boleterías expenden más entradas, su merchandising factura en cantidades mayores. Por lo tanto, si bien la televisión representan una porción importante de sus ingresos, estos equipos por sí mismos pueden generar más dinero que el resto, lo que les permite tener cierta ventaja a la hora de afrontar la competencia. Aunque por suerte, el fútbol no es sólo una cuestión de plata. Por eso están ahí Banfield, Newell´s y Colón peleando el campeonato. Sus presupuestos serán inferiores a los de los clubes más importantes, pero a la hora del partido, los millones quedan en la tesorería.

El adiós de Cappa

“A este club llegué como director técnico y me voy como un quemero más" escribió el ahora ex técnico de Huracán Ángel Cappa en su blog el lunes para anunciar su renuncia. Con su equipo en el 19° puesto de tabla, con solo 2 partidos ganados sobre 15 disputados, Cappa concluyó que su tiempo en Huracán había terminado. El final llegó tan solo cinco meses después del segundo puesto conseguido en el torneo anterior. Algo similar a lo que sucedió a Simeone en River en 2008, cuando el Cholo consagró campeón al equipo en el primer semestre y 5 meses más tarde renunció con los Millonarios últimos en la tabla. Cuestiones del vertiginoso fútbol argentino.

“Ese equipo (el subcampeón del Clausura ´09) forma parte de la historia emocional de Huracán, sin dudas. Las emociones son algo fuera de lo común” dijo Cappa el martes, tras comunicar el adiós a sus jugadores. Quedará para la historia aquel Huracán de pelota al piso, circulación del balón, juego en conjunto y goles al por mayor. Con el 66 por ciento de los puntos conseguidos, estuvo a menos de 10 minutos de ser campeón. Pero como bien dijo Cappa, también serán recordados los aplausos de pié del público quemero mientras su equipo tocaba la pelota ante la mirada de los rivales, como en el partido ante Arsenal. La posibilidad del fútbol de dar cuenta de su costado estético y las chances de generar emociones en los espectadores a partir de la belleza no son algo que suceda a menudo. El Huracán de Cappa lo logró varias a lo largo de ese torneo.

Las salidas de Pastore, De Federico, Arano, Araujo y González mermaron al equipo, que no pudo suplirlos con jugadores de la misma jerarquía. Sólo Bolatti, Goltz, Toranzo, Monzón y Leandro Díaz cumplieron su promesa ante el técnico y permanecieron en el club, aun con posibilidades de irse. Pero Cappa no logró en este Clausura ni por asomo el buen juego del torneo anterior, lo que hizo que el contraste fuera aun mayor. Tras varios amagues de renuncia, el lunes dio el portazo definitivo. En pocos meses, el Globo vio la sangría de sus principales figuras, ni siquiera recibió mucho dinero por ello (el 10 % ciento de la venta de Pastore, el 50 % de De Federico) y el final lo dio la renuncia de su técnico. Demasiado para tan poco tiempo.

“El tiki tiki es lo mejor que le pudo pasar al fútbol argentino en los últimos 20 años” también afirmó Cappa tras la renuncia. Quizás en su fanatismo por defender una idea futbolística, respetable como otras, reside su costado más cuestionable. Cappa es un personaje necesario para el fútbol argentino, capaz de hablar sobre cosas que van más allá del deporte, de criticar a muchos que nadie cuestiona. Pero su discurso parece reservar casi toda la grandeza del fútbol para aquellos equipos que él dirige. En ese fanatismo, se pierden virtudes de otros conjuntos, que con distintas formas de jugar y otros futbolistas, también juegan bien y llegan al éxito. Y muchas veces superaron en la cancha a Huracán, como pasó varias veces en este torneo, por ejemplo con Lanús y Vélez.

Para el final, este fútbol local de éxodo permanente de jugadores, de renuncias y despidos constantes de técnicos, debería preguntarse por qué no tiene lugar para entrenadores de valor como Cappa, como Bielsa, como Pekerman, como Ardiles, personajes que con sus distintas maneras enriquecen el deporte, pero que eligen buscar en otras latitudes las posibilidades de trabajo. Parece que aquí hay más lugar para los que administran mejor la miseria que para los que aspiran a un destino de grandeza. Pero quedan los jugadores de esa cantera inagotable del fútbol argentino, que debutan, triunfan, ilusionan y se van. Porque ya lo dijo Cappa: “La gente en las plazas no sale a defenderse, sigue jugando al tiki tiki. Y cuando se eligen con el pan y queso, nadie elige al táctico. Aunque a ellos no les guste, todos eligen siempre al que mejor juega”.

Bielsa en la Universidad Autónoma de Santiago

Frases sueltas de la última conferencia del técnico de la Selección de Chile:

- "Los seres humanos necesitan saber que hay alguien, cuántos más sean, que te quieren sin condiciones, que te quieren pase lo que pase. Por eso el futbolista es tan arisco, tan desconfiado, porque lo quieren y lo dejan de querer semanalmente".

- "Por eso la vanidad a veces los invade, cuando ganan muchas veces seguidas se sienten queridos, pareciera para siempre. Después la derrota los pone en contacto con nosotros. Sólo queremos al que gana y queremos al que gana siempre".

- "En el fútbol, están los que intervienen y los que acompañan. Los instintivos son tan efectivos como los perseverantes. Hay que tener claridad sobre las virtudes de cada uno, y los conductores tenemos la obligación de generar escenarios para que los componentes desarrollen las virtudes".

- "Insisto en que el voluntarioso espíe al intuitivo y el intuitivo copie al perseverante".

- "No soy un apasionado del fútbol, soy un apasionado. Puedo apasionarme con muchísimas cosas aparte del fútbol".

- “Como responsable de un grupo, evito dar órdenes, porque cuando un grupo funciona, las reglas son tácitas".

Aquí el informe de la televisión chilena:



Y aquí un compilado de entrevistas a Bielsa en el Caiga Quien Caiga de Chile:

Newell´s - Central y la fiesta rosarina

“Somos creativos, a falta de paisaje, Rosario tiene lindas minas y buen fútbol” escribió alguna vez el Negro Fontanarrosa en su texto “Rosario, mi ciudad”. La calidad de las mujeres rosarinas no será analizada aquí, pero es destacable el buen partido que ayer disputaron Newell´s y Central en el Parque Independencia. Un vibrante 2 a 2 que mostró por qué los dos están peleando arriba en la tabla.

El encuentro invirtió cierta lógica del fútbol, con un primer tiempo abierto, de ida y vuelta, y una segunda parte con equipos más replegados, pensando más en cuidar su propio arco que en llegar al área rival. Una prueba de las emociones tempranas fueron los goles de Central a los 11 y 12 minutos, con jugadas muy similares: la apertura hacia Chitzzof por derecha, que primero asistió a Núñez para anotar y luego fue él mismo quien fusiló a Peratta para marcar el 2 a 0 parcial. A los 15 llegó el descuento de Newell´s, de la mano del goleador Boghossian, y poco después fue Achucarro quien anotó el empate, tras un toque sutil que venció al arquero Broun. Las llegadas continuaron hasta el final de la primera mitad. En la segunda parte, el encuentro perdió en dinámica y ganó en cautela. Aún así, Castillejos dispuso de un mano a mano que tapó el arquero Peratta y Formica tuvo una clara chance en la puerta del área chica. Con el correr de los minutos, las emociones se fueron diluyendo.

"Rosario es una ciudad de inmigrantes, marcadamente Italiana, mas tanguera que folclórica, mas comerciante que colonial, que busca un perfil identificatorio a través de lo que hace y produce” también dijo Fontanarrosa. La fiesta de las tribunas, la inmensa bandera rojinegra, el aliento de los canallas, los gritos de las 40 almas presentes, los papelitos, toda la escenografía que ayer mostró el Parque Independencia es parte de una liturgia que se repite en cada clásico rosarino, que se inviste de las caracteres propios de la ciudad. Ese ingenio, esa creatividad, ese talento, siempre están presentes en las tribunas de los clásicos. Ayer, por suerte también estuvieron sobre el césped.

En el balance, el punto le viene bien a Central, que sigue sumando para escapar de los puestos de descenso y promoción y se mantiene sexto con 26 puntos. El empate tampoco le sienta mal a Newell´s, que pudo remontar un 0-2 y, pese a que perdió el liderazgo a manos de Banfield, sigue a solo dos puntos del puntero. Los de Sensini llevan 9 partidos sin derrotas, con 7 victorias y 2 empates.

No pueden quedar al margen los serios incidentes ocurridos antes del partido, entre los hinchas de Central y la policía, que dejaron 15 heridos y 10 detenidos. La fiesta y la violencia van de la mano cada vez más seguido. Pero eso no empaña el calor y el color de la tarde rosarina, diferente a los River – Boca, propios de las orillas del Paraná. Porque ya lo dijo Fontanarrosa: “A mi juicio la identidad, como el movimiento, se demuestra andando. Con una buena cuota de creatividad. Rosario es una ciudad de creativos, mis amigos. Por algo Belgrano, para crear la bandera, eligió Rosario”.

Cuestión de honor (o de lo que queda de el)

Los jugadores del Wigan, cuyo equipo fue aplastado con un histórico marcador de 9-1 por el Tottenham, el domingo en la decimotercera jornada de la Premier League de fútbol, reembolsarán las entradas a sus hinchas que viajaron a Londres para presenciar el partido, según anunció el club este lunes en Internet.

"El grupo tiene el sentimiento de haber abandonado suciamente a los aficionados. Debemos este gesto a su extraordinaria lealtad", comentó el capitán del equipo, Mario Melchiot, a la agencia AFP. "No hay más nada que decir. No estuvimos al nivel y debemos hacer esto por nuestros hinchas", añadió. Wigan está decimoquinto de la tabla de posiciones que lidera el Chelsea.

Francia, Argelia y los escándalos mundiales

"¡Alegría celeste! Sufriendo pero dejando hasta la última gota de sudor en la cancha, la Selección Nacional empató con Costa Rica", tituló el diario uruguayo Ultimas Noticias en su portada, tras la clasificación de la Celeste al Mundial de Sudáfrica el miércoles pasado. En el repechaje final, sin jugar bien, Uruguay igualó 1 a 1, pero hizo valer el triunfo por 1 a 0 en el partido de ida disputado en San José y consiguió el último boleto a la Copa del Mundo. No es poco para un equipo que en los últimos 20 años sólo disputó dos mundiales, en 1990 y en 2002. Tanta tensión y tanto dramatismo quedaron de lado en los festejos finales de los hinchas y de los jugadores, que regaron de alegría el estadio Centenario de Montevideo. Pero los repechajes que otorgaban las últimas plazas para el Mundial 2010 disputados esta semana trajeron escándalos, conflictos y polémicas que excedieron largamente al mundo del fútbol.

Según el investigador político francés Pascal Boniface, el fútbol es un evento que envuelve las esferas políticas, sociales, culturales, económicas y diplomáticas de cada país. Boniface sostiene que “actualmentente fútbol es un componente válido de las relaciones internacionales. No hay ningún aspecto de las relaciones diplomáticas que no puedan ser aplicadas al fútbol también”. Este fenómeno ha tomado una dimensión universal que ni la democracia ni la economía de mercado han logrado alcanzar.

La mano del francés Thierry Henry, que tocó el balón en la jugada previa al gol de Francia ante Irlanda, desató repercusiones a los más altos niveles de ambos países y del mundo futbolístico. El tanto francés, anotado por William Gallas tras pase de Henry, dio a Francia la clasificación a Sudáfrica y mandó a casa a los irlandeses. “La descaradamente incorrecta decisión del árbitro de otorgar el gol ha dañado la integridad del deporte y ahora podemos llamar a la FIFA, como el organismo que rige nuestro deporte, a organizar la repetición de este partido”, decía un comunicado de la federación irlandesa. Dermont Ahern, Ministro de Justicia irlandés, insistió públicamente para que el encuentro se juegue nuevamente: "Ellos (la FIFA) seguramente no lo concederán al ser nosotros unos pececillos en el mundo del fútbol, pero pongámoslos en aprietos" sostuvo. Christine Lagarde, Ministra de Economía de Francia, reconoció el error cometido por el árbitro sueco Martín Hansson: "Sería bueno que se volviera a jugar el partido. Estoy muy contenta de que Francia esté en el Mundial, pero es muy triste haberse clasificado con esta trampa" dijo. Como se ve, el fútbol es algo demasiado importante como para dejarlo en manos de los dirigentes futbolísticos. Finalmente, la FIFA decidió que el partido no se disputará nuevamente y todo quedará como está.

“Tengo que se honesto, fue mano. Pero no soy el árbitro. Hubiera sido mejor lograr la clasificación de otra manera” declaró Henry luego del partido. "Nos robaron" tituló el diario irlandés Irish Star, el Irish Independent sostuvo que se trató de un "Robo a mano armada" y el Irish Examiner calificó la acción como "Robo en plena luz del día". El periódico Irish Mirror fue aún más severo con Henry, calificándolo de tramposo.

“Es tal la importancia del fútbol, que pareciera que la definición del Estado no se limitara ya a los tres elementos tradicionales -un territorio, una población, un gobierno-, sino que hubiera que añadir un cuarto elemento igualmente esencial: una selección nacional de fútbol” también escribió Pascal Boniface. El partido final disputado por egipcios y argelinos el miércoles pasado, para definir quien de ellos dos participaría del Mundial de Sudáfrica, puso a buena parte de los habitantes de cada país detrás de sus equipo nacional. El sábado anterior, Egipto había vencido por 2 a 0 a Argelia en El Cairo, lo que obligó a disputar un desempate, ya que ambos equipos habían quedado igualados en la punta del Grupo C de las Eliminatorias. Antes de aquel encuentro, los jugadores argelinos fueron agredidos con piedras, bengalas, petardos y cuchillos. Tras la victoria de Egipto, muchos fanáticos coparon las calles de Argel, atacando y saqueando empresas egipcias. También hubo incidentes en las calles de París.

En ese clima, tres días después los mismos equipos se enfrentaron en Sudán. Bajo el cuidado de 15 mil policías, Argelia se impuso por 1 a 0 y se convirtió en el único país árabe que estará presente en el Mundial sudafricano. Pero la alegría no evitó las discusiones y los incidentes. Los festejos en Argelia provocaron 18 muertos y 312 heridos. En El Cairo, al menos 35 personas resultaron heridas en una manifestación frente a la embajada argelina en el barrio de Zamalek. Los manifestantes destrozaron 15 autos, cuatro tiendas cercanas y una estación de servicio. El canciller argelino Mourad Medelci convocó al embajador egipcio en Argel para transmitirle "el desconcierto y la preocupación" por los hechos sucedidos. La agencia oficial MENA informó que esa noche regresaron a El Cairo 262 trabajadores egipcios que estaban destinados en Argelia para evitar represalias por los ciudadanos de ese país. Tras la derrota en Sudán, la federación egipcia protestó formalmente ante la FIFA por el comportamiento de los aficionados argelinos, donde tanto hinchas como jugadores egipcios habrían sido amenazados. Además, un portavoz de la federación amenazó con abandonar las competiciones internacionales por dos años en señal de protesta. Pero poco parece importarles esto a los argelinos, que por tercera vez estarán en una Copa del Mundo, tras sus participaciones en España ´82 y México ´86. De vuelta en Argel, los jugadores presenciaron un desfile militar y fueron recibidos por el presidente del Abdelaziz Bouteflika.

Irlanda, Francia, Argelia, Honduras… parece que el fútbol no sólo envuelve las esferas políticas, sociales, culturales, económicas y diplomáticas como escribió Pascal Boniface. A veces las trasciende y las define.

Viejas Locas, la barra brava y el orden a los golpes

Rubén Carballo fue una de las 40 mil personas que el sábado pasado llegó al estadio de Vélez a disfrutar del show del grupo Viejas Locas. Pero finalmente el concierto no lo tuvo como asistente. La brutal represión policial que tuvo lugar antes del comienzo del recital le provocó una fractura de cráneo y hoy permanece internado en estado de coma. Los incidentes dejaron como resultado 44 detenidos y más de 30 heridos. Con más de una hora de retraso, Vejas Locas pudo brindar el show que marcó su regreso a los escenarios tras más de 10 años.

Desde temprano la entrada al estadio resultó conflictiva. Largas colas, policías a caballo que amedrentaban a los que esperaban para ingresar y malones de gente que entraban sin que nadie les cortara sus tickets eran parte del paisaje. El desbande se inició cerca de las 21, en los alrededores de la puerta 6, cuando un grupo de chicos habría querido ingresar sin entrada. Ahí comenzaron los incidentes, que incluyeron piñas, palos, botellazos y camiones hidrantes que actuaron contra los miles de jóvenes que pugnaban por entrar.

El caso de Carballo, como antes el de Walter Bulacio (muerto a golpes en un comisaría tras ser detenido en la puerta de un recital de los Redonditos de Ricota en 1991), se inscribe en la historia de las tragedias juveniles argentinas. Fueron en su mayoría jóvenes los muertos en la Puerta 12 del Estadio Monumental en 1968 (el promedio de edad de las 71 víctimas era de 19 años) como así también transitaban la adolescencia muchos de los 194 fallecidos en la tragedia del boliche República de Cromañón en 2004 (la media de edad era de 22 años).

Un informe reciente de la Correpi (Coordinadora contra la represión policial e institucional) afirma que policías, gendarmes, prefectos, servicios penitenciarios y vigiladores privados mataron 2.826 chicos desde el 10 de diciembre de 1983 hasta la fecha. En el último año, el aparato represivo estatal mató una persona cada 28 horas. El 53% tenía menos de 25 años.

En la noche del sábado, la llegada de la barra brava de Vélez, que venía de ver la derrota de su equipo ante Banfield, no hizo más exacerbar el clima reinante. Los hinchas pasaron sin ningún boleto y ocuparon su lugar en la popular del estadio, como si se tratara de un partido de domingo. Entre algunas de las canciones que tocaba Viejas Locas, la hinchada alentaba a su equipo de fútbol. Algunos de los fanáticos del grupo contaron que había barras bravas que hasta formaban parte del operativo de seguridad.

En su texto titulado “La hinchada uniforme”, Mariana Galvani y Javier Palma afirman que la policía se presenta en los espectáculos deportivos como un actor que debe conservar el orden. Su papel se fue haciendo más preponderante conforme los grupos violentos que actuaban en el fútbol comenzaron a generar mayores incidentes. Así, la policía dejó de ser considerada como lo que es (la presencia del Estado en la calle) y comenzó a ser interpelada como una hinchada más. Cuando comienzan a ser vista como una hinchada, las fuerzas del orden abandonan su perfil institucional y empiezan a verse como una corporación que adquiere características similares a aquellos grupos que dice enfrentar. La policía también se descontrola a la hora de combatir, poniendo en primer plano el alcance del orden por sobre las formas de conseguirlo y así es como aparece la muerte. Las víctimas en el fútbol argentino por la represión policial alcanzan el 13 % del total. Esa actitud de barra brava, de llevarse todo por delante y repartir violencia sin control fue mucho de lo que se vio el sábado. El estado de Rubén Carballo bien puede ser una consecuencia de ello.

El jefe de prensa de la policía federal, comisario Néstor Rodríguez, explicó en algunas radios que los pibes "se querían colar", que había "inadaptados" y que los uniformados tuvieron que emplear "la fuerza mínima necesaria para restablecer el orden". La versión policial sostiene que Rubén no fue golpeado sino que cayó de un muro de 7 metros cuando intentaba entrar sin pagar, algo desmentido por la familia ya que el joven apareció 14 horas después del show, debajo de un puente, a 5 cuadras de la cancha. Tenía la entrada sin cortar y su ropa estaba manchada con la pintura azul de los carros hidrantes.

“El rock siempre hizo culto de promover y hacer respetar un modo de vida alternativo, de ver la vida, como para terminar absorbiendo lo peor de las barras bravas que habitan las tribunas futboleras” escribió el periodista Sergio Marchi en su libro “El rock perdido”. Describe en gran parte a algunos de los protagonistas de esta historia: las barras bravas con su violencia y su impunidad, la policía que impone el orden a los golpes como único recurso. Esto también forma parte del rock argentino desde hace ya varios años.

“El rock siempre fue visto como un sujeto socialmente peligroso por lo que pensaba, por lo que se proponía, por lo que se atrevía a imaginar” también se lee en el texto de Marchi. La situación actual dista mucho de aquello que soñaron los jóvenes rockeros argentinos allá por la década del ´60. Tanto el rock como el fútbol se han vuelto espacios militarizados (el sábado había más de 400 policías), investidos por mucho de los códigos y los rituales de las barras bravas, cuando no por las barras mismas. En medio de tanta locura, hasta parecemos olvidar que se trata de una rama del arte.

“Hoy en día estamos hablando de hechos lamentables los cuales repudiamos totalmente y no de música como quisiéramos” declaró recientemente Pity Álvarez, líder de Viejas Locas. Mientras Rubén Carballo lucha por su vida, el arte (el rock) y el juego (el fútbol) parecen convertirse en meros apéndices de la violencia social y política que vivimos a diario. Esa que aparece en cualquier tiempo y espacio, para organizar los acontecimientos bajo sus propios códigos. Sin embargo, esa violencia es peor aún cuando se vuelve institucional. Y no por conocida deja de ser indignante.

A modo de cierre, el video de "Aunque a nadie ya le importe", de Viejas Locas:

La Selección de Dios (Adiós a Antonio De Nigris)

Aquí un texto de Andric Frost de Royal Shrovetide Football para recordar a Antonio de Nigris, futbolista mexicano fallecido el lunes pasado:

Todos los días mueren miles de personas. Algunas por una caída dentro de la regadera, otras al cambiar un fusible. Son muchas las que mueren cruzando una calle, siendo su último pensamiento “ojalá que la junta todavía no haya comenzado”. Hay quienes mueren atragantados con un chicle, o quienes lo hacen mientras cambian una llanta. Vaya, la muerte no avisa cuándo, dónde ni cómo.

Por eso son pocos y muy afortunados aquellos que se van porque hacían lo que más les gusta. Como Antonio de Nigris, quien se fue siendo jugador activo de un equipo lejano. Porque a diferencia de muchos jugadores mexicanos, víctimas infalibles del Síndrome del Jamaicón, el “Tano” se animó a jugar donde ningún otro jugador nacional se había aventurado. Basta recordar que cuando de Nigris llegó al América no echó raíces en un club que suele ser paternalista con sus contrataciones estelares. En vez de ello tomó el camino difícil, el del reto, y emigró al Villareal de España. Al poco tiempo, cuando ni siquiera figuraba en la banca, no se dobló y jugó para el oscuro Polideportivo. Luego partió a Colombia donde colaboró para que el Once Caldas alzara la última Copa Interamericana y regresó a México para enrolarse con Puebla y posteriormente Pumas.

Al volver tuvo la misma humildad que la de un joven debutante y nunca se le escuchó una sola excusa que intentara justificar su fugaz paso por la península Ibérica. Pudo haberse instalado en algún otro equipo de la liga mexicana, pero su espíritu aventurero se impuso a cualquier comodidad por lo que decidió enrolarse en un equipo de Turquía. En aquel país lejos de su idioma, su gente y cualquier costumbre que semejara a su natal Monterrey, de Nigris soltó pocas lágrimas y metió muchos goles. Durante varias jornadas llegó a pelear la tabla de goleo de la liga turca y fue llamado por segunda vez a la selección nacional donde todos soñábamos con verlo repetir un gol de bolea como el que le anotó a Brasil. Después vino el Larisa, equipo griego que desde hoy será más conocido en México que el Panantinaikos o el AEK de Atenas.

El fichaje en ese equipo no provocó sorpresa alguna; acostumbrados como estábamos a los cambios radicales del regiomontano, a nadie le extrañó que hubiera cruzado esa nueva frontera. Allá, pensábamos muchos, quizá encuentre la temporada de oro que por fin encumbre su carrera. Esa temporada no habría de llegar nunca. Pero el recuerdo de Antonio de Nigris, ese quedará por siempre.

PD: Antes que él se fueron Marc Vivien Foe de Camerún, en la Copa Confederaciones de 2003. En el 2004 vino el turno del húngaro Feher en el estadio del Benfica y de Serginho del Sao Caetano. En el 2007 fue Puerta del Sevilla y hace apenas 3 meses el capitán del Espanyol de Barcelona, Dani Jarque, quien murió en circunstancias muy similares a las de Antonio de Nigris. Ojalá que este sea el último de la lista. Dios, que parece estar formando un equipo de lujo allá arriba, todavía puede esperar.

Buenos Muchachos

Marcelo Mallo es un dirigente kirchnerista de San Francisco Solano que está al frente de la agrupación Hinchadas Unidas Argentinas. Esto declaró hoy a la agencia Diarios y Noticias sobre el nuevo papel que deberían jugar las barras bravas de los clubes:

- “Queremos trabajar para que no haya violencia en el fútbol y porqué no convertir a las hinchadas en una agrupación política".

- "Soy un muchacho que viene trabajando desde hace años y me pareció muy piola aportar para la no violencia y por qué no darle un tinte político que a mi me gusta. Entonces propuse 'muchachos, porqué no se pueden convertir en dirigentes sociales”.

- "Los hinchas de Chacarita son de 21 villas, si se convierten en dirigentes sociales y trabajan en los barrios, mañana son herramientas que tiene el gobierno a disposición. Acá tenés votos. ¿Se vienen internas y yo quiero fiscales? Pregunto a los muchachos, ¿vos cuántos me traés?"

- "All Boys puede darle cuatro pasajes para que viajen a Sudáfrica, en Independiente los hinchas viene trabajando hace tres años y viajan 50 tipos. Chacarita siempre fue a los Mundiales, porque se las daba (Luis) Barrionuevo".

- "Nosotros los vamos a ayudar pero nada va a venir del gobierno. Yo tengo un local político sin que haya cobrado a nadie. Mañana puedo llamar a la actividad privada, a una empresa equis, organizar un almuerzo, una cena para recaudar".

Honestidad brutal.

Banfield y Newell´s lideran el asalto al título

El fútbol argentino vive un momento tan expansivo que no se detiene ni aquellos días que la FIFA reserva para la disputa de partidos entre combinados nacionales. Por eso, este fin de semana la televisión argentina mostró la derrota de la Selección por 2 a 1 ante España, además de los encuentros por el torneo local. Un combo eterno de un fútbol que sigue hoy lunes, mientras se escriben estas líneas, con la disputa de los tres encuentros que completan la 14° fecha del Torneo Apertura.

Este fútbol televisado en continuado, donde ningún partido se superpone en horario con otro para que los hinchas puedan disfrutar del llamado “Fútbol para todos”, permitió ver la gran victoria del puntero Banfield ante Vélez por 3 a 0 inmediatamente después de la derrota del equipo dirigido por Maradona en Madrid. Banfield, todavía invicto, parece ejecutar de modo convincente aquello que intenta generalmente, con poca suerte, la Selección. Los de Falcioni son un equipo que se cierra bien en defensa (sólo recibió 6 goles en 14 partidos) y que del medio hacia adelante cuenta con jugadores veloces y precisos, capaces de generar situaciones de peligro en el arco rival y trasformarlas en gol. Silva, Fernández y Rodríguez son un ejemplo de ello. No es el tiqui – tiqui del Huracán de Cappa, pero su presencia en lo más alto de la tabla demuestra que en el fútbol hay múltiples maneras de llegar a la victoria.

Con los mismo puntos que Banfield está el Newell´s de Sensini, que se trajo un triunfo valiosísimo de La Paternal ante Chacarita. Sin merecerlo, con un gol en contra de Zarif que irá a parar directamente a los videos de los bloopers de fin de año, los rosarinos lograron su sexto triunfo consecutivo. Esta vez no necesitaron de los goles de Boghossian sino que se apoyaron en la figura de su arquero Peratta para llevarse la victoria. Más atrás se agrupan Colón, de buena victoria ante Argentinos, Independiente, con su contundente triunfo en el Nuevo Gasómetro ante San Lorenzo, y Estudiantes, en lo que parece ser el lote definitivo de serios aspirantes al título.

Como ya se dijo en este espacio, el pobre presente de los llamados equipos grandes del fútbol argentino (salvo Independiente, ninguno aparece entre los 7 primeros) abre un abanico de amplias posibilidades para que cualquiera de los otros conjuntos pueda llevarse el título. En 2008, River y Boca festejaron en el Clausura y en el Apertura respectivamente. Este año, sus malas campañas probablemente ni siquiera les permitan participar de la Copa Libertadores del año que viene. El buen fútbol hay que buscarlo en otro lado.

Las razones de la AFA

El pasado 11 de agosto, la Asociación del Fútbol decidió rescindir el contrato que la unía con Televisión Satelital Codificada (TSC), la empresa dueña de los derechos de televisión del torneo argentino. Pero hasta ahora, ni siquiera ese día, se habían dado a conocer los motivos de tan importante decisión. Una nota publicada por el periodista Gustavo Veiga ayer en el diario Página 12 da cuenta de la memoria y balance de la AFA aprobado en octubre pasado, donde aparecen algunos de los motivos que llevaron a Grondona y compañía a tomar semejante decisión. Aquí algunos de los puntos salientes:

- “TSC SA no cumplió con su obligación de potenciar los ingresos, incurriendo en claras políticas de comercialización contrarias a tal objetivo, beneficiando a cableoperadores vinculados con TSC SA, en perjuicio de la AFA y en violación de los principios contenidos en la Ley 25.156 de Defensa de la Competencia.”

- “En la declaración de ingresos de TSC SA por la distribución de la señal en la Argentina, no se estaría facturando el fútbol codificado a una importante cantidad de cableoperadores independientes.”

- “TSC SA incumplió la entrega de facturas con fines informativos requeridas por la AFA.”

- “Incumplimiento de TSC SA de realizar gestiones ante entidades bancarias.”

- “Imposibilidad de la AFA de revisar los derechos otorgados por TSC SA a otros medios fuera de la TV tradicional.”

- “La señal de TyC Max posee presencia en otros países y sus ingresos no son declarados por TSC SA a la AFA o, en caso de que los mismos se estuviesen difundiendo sin los derechos correspondientes, no se advirtió ninguna actividad por parte de TSC SA para hacerlos cesar.”

Argentina sufrió el buen juego español

La clasificación al mundial que consiguiera la Selección Argentina hace un mes significó un fuerte alivio para el equipo, pero evidentemente eso no alcanzó para que los dirigidos por Maradona mejoren su nivel de juego sustancialmente. La victoria de la Selección Española por 2 a 1 en el amistoso de hoy evidenció las carencias de un conjunto que todavía no logra mostrar un nivel aceptable de juego y que le sigue costando demasiado elaborar jugadas colectivas que le permitan llegar con peligro al área rival.

La jugada previa al gol argentino mostró cómo esta selección se arrima al arco contrario. Maxi Rodríguez presionó en la salida a Albiol, le quitó la pelota y el defensor español lo derribó en el área. Fue penal para la Argentina que Messi cambió por gol, en lo que fue el aporte más productivo, y casi el único, del delantero argentino en los 90 minutos. Desde el inicio del partido, España impuso su juego en el campo rival, con toques justos, movimientos rápidos y llegadas al arco de Romero. Los pases precisos de Xavi e Iniesta habilitaban a Silva y a Villa, que dispusieron de varias chances en la primera media hora para marcar. Cuando a los 14 minutos de la primera parte Xavi Alonso anotó el primer gol español, nadie podía darse por sorprendido. España es un equipo que sabe a lo que juega, que hace de la pelota su argumento de ataque y que rota a sus jugadores continuamente para sorprender a sus rivales. Muestra un juego asociado que cuesta encontrar hasta en equipos que entrenan a diario. La victoria en la Euro 2008 y la clasificación al Mundial con puntaje ideal reflejan en los números el buen juego dentro del campo.

El segundo tiempo mostró a una España más replegada y a un equipo argentino que avanzó en el campo y dispuso de algunas situaciones de riesgo en las manos de Higuaín y Di María. Pero los de Maradona llegan al arco contrario mayoritariamente con pelotazos largos o a partir de errores de los rivales. Argentina, cunado la tiene, hace circular la pelota muy lejos del área rival y se le hace cuesta arriba encontrar precisión en los pases en campo contrario. Eso explica en buena parte la dificultad para generar jugadas de peligro. Así y todo, Messi empató de penal a los 62 minutos. A partir de allí, España se adelantó en el campo, volvió a disponer de chances de gol y finalmente encontró la justa ventaja con otro tanto desde los 12 pasos de la mano de Xavi Alonso, a falta de 5 minutos para el final del partido. La victoria española por 2 a 1 fue justa y la diferencia pudo ser mayor.

España le mostró a la Argentina un juego en equipo, asociado, preciso, con jugadores que tienen en claro su papel dentro del campo y cómo ejecutarlo, aun cuando tuvo ausencias notorias como la de Fernando Torres. Argentina es hoy todo lo contrario. Un conjunto en formación, que ve pasar jugadores por su once titular que muestran un bajo nivel en cancha, con otros que juegan seguido y no responden a la expectativas y con una formación que no encuentra un nivel de juego aceptable por lapsos importantes de los partidos. España hoy marcó el pulso del encuentro y Argentina siempre pareció correr atrás de lo que hiciera su rival. Parece muy poco para un equipo que aspira a ganar el Mundial en poco menos de un año. Habrá que seguir trabajando.

Argentina se prueba en Madrid

La foto los muestra sonrientes, al menos a dos de ellos. En los extremos aparecen Alfredo Di Stéfano y Diego Maradona y en el centro se ubica Lionel Messi. entre los tres sotieneno el trofeo que otorga el diario Marca al mejor jugador de la temporada, que esta vez fue para la Pulga. Probablemente, el fútbol sea la única disciplina donde la Argentina puede mostrar a dos de las más grandes figuras de la historia (Maradona y Di Stéfano) y a uno que bien puede llegar a serlo al final de su carrera (Messi). “Estoy más orgulloso que nunca de estar al lado de estos grandes y muy contento de que el premio me lo hayan dado ellos", aseguró el crack del Barcelona. Todo sucedió esta semana en Madrid, en la previa del amistoso entre España y Argentina, con vistas al mundial de Sudáfrica.

Las crónicas periodísticas relatan el clima ameno que se vive en el hotel Mirasierra de Madrid, donde se concentra la Selección Argentina. Maradona tuvo largas charlas con algunos jugadores del equipo (Gago, Heinze y Mascherano entre otros) y se mostró sereno y reflexivo en la conferencia de prensa de ayer, la primera después del famoso “que la chupen” montevideano. Indudablemente, la clasificación al mundial trajo la tranquilidad que escaseaba en la previa de los partidos anteriores. El encuentro de Maradona con Di Stéfano, la visita del técnico al Santiago Bernabeu para ver un encuentro Real Madrid y el premio a Messi quizás sean signos de que la Selección vive momentos un poco más distendidos en estos días. En un plan similar está el equipo español, clasificado con holgura a la Copa del Mundo. Algunos de los jugadores dirigidos por Vicente del Bosque asistieron esta semana a la proyección de un documental encargado por la federación española para presentar la camiseta que el equipo usará en el próximo mundial. Con muchos futbolistas que debían jugar en sus equipos por la Copa del Rey esta semana, apenas el plantel pudo completarse ayer.

El equipo argentino despertó mucho interés en los medios españoles en esta semana. Un interesante artículo firmado por el periodista Diego Torres en el diario El País intenta da cuenta de una supuesta relación comercial entre el técnico Maradona y el defensor Gabriel Heinze. Sebastián Heinze, hermano de Gabriel, es dueño de una empresa de marketing, promoción de eventos y representación de deportistas llamada Passion, que cuenta en su cartera de clientes a Maradona. Heinze, junto con Messi, son los único dos jugadores que fueron titulares en todos los partidos oficiales de la era Maradona.

Pero los trascendidos y las disputas internas no son los que prevalecen en los días previos al amistoso de mañana, que celebra el centenario de la Real Federación Española de Fútbol. Más bien se trata de un choque entre dos potencias del fútbol mundial. Argentina y España jugaron 11 veces, con 5 triunfos albicelestes y 4 de la Furia. La particularidad de este partido es que se enfrentan un equipo consolidado, el español, y otro en formación, el argentino.

España es el actual campeón europeo y ganó los diez partidos de la fase clasificatoria, mostrando un alto nivel de juego. No hace falta repasar lo que sufrió la Selección Argentina para llegar a Sudáfrica. Por eso es que por primera vez en la historia los medios españoles ven a su equipo como favorito para el partido de mañana. Aunque los problemas de este ciclo Maradona no se dan en los encuentros amistosos, donde ganó los 5 partidos que disputó. Para mantener esa efectividad, gran parte de las esperanzas argentinas, como tantas otras veces, estarán en manos de Lionel Messi. “Ahora que estamos clasificados, tiene que ser el dueño del equipo. Lo tenemos que hacer brillar. Lo tenemos que tirar a la cancha y tiene que ser la frutilla del postre. Creo que sí. Que lo logrará” dijo Maradona en la conferencia de ayer.

Con la llegada del Negro Enrique como ayudante técnico, la paz momentánea entre Maradona y Bilardo y hasta entrenamientos en doble turno (algo no habitual en este ciclo), el equipo argentino afronta la recta final de cara a la Copa del Mundo. A simple vista, parece ser un mejor clima para abordar un torneo de tal envergadura. Pero algunos medios españoles no piensan lo mismo. La crónica de Diego Torres en El País dice: “Si la Selección Argentina es un reflejo del país que representa, ese país tiene un problema. Predominan las facciones enfrentadas. Gobiernan los poderes fácticos. Se reclaman códigos pero nadie prospera respetando los límites. Todos desconfían de todos. En la superficie se observan maniobras que escapan a la lógica deportiva. Mandan los principios comerciales. Mandan los grupos de intermediarios, los grupos de dirigentes, los grupos mediáticos, y los grupos de futbolistas mejor relacionados con esos grupos. Entre todos componen un conjunto cuya cabeza visible es la cabeza menos responsable de todas: la cabeza del seleccionador, Diego Maradona”.

El kirchnerismo y las barras

El periodista Gustavo Grabia reveló la noticia el domingo pasado en el diario Olé: el Gobierno Nacional habría llegado a un acuerdo con barras bravas de 12 clubes de primera división. El pacto entre el Poder Ejecutivo y los hinchas incluye planes sociales y pasajes al mundial de Sudáfrica 2010 a cambio de apoyo publicitario en las canchas y presencia en actos partidarios. Si bien algunos dirigentes kirchneristas salieron a desmentir la especie, el fin de semana pasado las tribunas de algunos estadios ya lucieron banderas con las leyendas "Hinchadas Unidas Argentina", acompañadas de la iconografía de "Kirchner vuelve" y "Viva el Pingüino" en los extremos.

Los barras deberán portarse bien y no generar incidentes en las canchas hasta junio del año que viene. Si cumplen con lo pactado, hasta 500 de ellos podrían viajar a Sudáfrica. El acuerdo cuenta con la participación de hinchas de Independiente, Huracán, Lanús, Tigre, Rosario Central, Argentinos Juniors, Vélez, Chacarita, Godoy Cruz, Gimnasia LP y Colón.

A lo largo de su mandato entre 2003 y 2007, el ex presidente Néstor Kirchner tejió relaciones con estos grupos violentos. En 2007, el diario Perfil reveló al menos dos reuniones entre el ex mandatario y barras de Racing, club del que el ex presidente es hincha. En esos encuentros, los barras le habrían solicitado terminar con la persecución judicial que sufrían, a raíz de la muerte de un hincha de Independiente, y dejar de ser incluidos por el Coprosede dentro del derecho de admisión. Si bien el primer pedido no fue satisfecho, tuvieron más suerte con el segundo y, pocos días más tarde, los hinchas pudieron ingresar nuevamente a los estadios. A cambio, se vio a simpatizantes de Racing en actos donde Néstor Kirchner entregó viviendas en Avellaneda.

A fin de 2006 y principios de 2007, las hinchadas de Nueva Chicago y Estudiantes desplegaron banderas favor de la reelección del ex presidente, cuando aún no se sabía si se presentaría a un nuevo mandato. En el Hospital Francés, donde los trabajadores protestaban contra el vaciamiento de la entidad en octubre de 2006, se vio a barras bravas de Chacarita trabajando codo a codo con los policías para reprimir a los que ocupaban la entidad. Cuando fueron trasladados los restos de Juan D. Perón a la quinta de San Vicente en la misma época, el acto terminó en una gresca entre distintas facciones sindicales, principalmente de la Uocra y del sindicato de camioneros, donde barras de Estudiantes e Independiente tuvieron activa participación. El principal implicado en aquel momento fue Emilio "Madonna" Quiroz, chofer del sindicalista Pablo Moyano, hijo de Hugo, quien fue grabado por las cámaras disparando abiertamente a los militantes.

Quizás la jugada más fuerte ante la opinión pública por parte del kirchnerismo llegó en el último súperclásico en La Bombonera, en abril pasado, cuando las hinchadas de Boca y River desplegaron simultáneamente dos banderas que atacaban al grupo Clarín, que en ese entonces controlaba los derechos de televización del campeonato argentino. En su afán por imponer la nueva Ley de Radiodifusión, dirigentes de la Juventud Peronista de la Capital Federal, de la agrupación juvenil La Cámpora y funcionarios nacionales de bajo perfil negociaron el pago de 50 mil pesos a cada hinchada a cambio de que las barras muestren las banderas. Con medidas idénticas, de 30 metros de largo por 10 de ancho, en los trapos se leía: “Clarín, el fútbol es pasión, no un curro” y “Clarín, queremos fútbol gratis por tevé”. Pocos meses después, Grondona rompería el contrato con Televisión Satelital Codificada y el deseo de los barras se haría realidad.

La lista de víctimas de la violencia en el fútbol argentino, que puede consultarse en salvemosalfutbol.org, muestra 30 muertos que tienen que ver con el fútbol desde el 25 de mayo de 2003, el día en que el matrimonio Kirchner llegó al poder. Algunos de ellos eran barras bravas y murieron por enfrentamientos frente a hinchas de su mismo equipo. Un ejemplo de ello es Daniel Margarone, socio y barrabrava de Rosario Central, asesinado el 11 de noviembre de 2007. Casualmente, algunas de esos grupos que se pelearon entre sí por el botín que manejan son la que habrían acordado con el gobierno.

Si bien ningún funcionario confirmó oficialmente el acuerdo, lo cierto es que las banderas exhibidas este fin de semana en los estadios por las barras bravas no pueden ser casuales. Principalmente porque en esos grupos no hay ideología más que venderse como fuerza de choque al mejor postor. Parece poco probable que en los últimos tiempos varias de las hinchadas argentinas hayan sufrido un súbito ataque de peronismo explícito que los haga manifestar sus ideas políticas abiertamente. Esos grupos han hecho una mercantilización de la pasión por un equipo, capaz de brindar servicios como fuerzas de choque a dirigentes, sindicalistas y políticos. Parece increíble que desde los lugares de poder, donde se debería trabajar para combatirlos, se negocie con ellos en pos de objetivos comunes. Pero ya lo dijo el holandés Otto Adang , especialista en políticas contra la violencia en el fútbol: “El problema de las barras en la Argentina es mucho más grave que en el resto del mundo, porque acá hay que cambiar todo el sistema. Mientras eso no ocurra, es naif pensar en reeducar a los barras o generar un vuelco total desde la educación".

Fútbol Horizontal

La tabla de goleadores muestra cierta simetría con las posiciones del Clausura 2009. Al tope se ubica Santiago Silva de Banfield (con 11 tantos), lo sigue Federico Nieto de Colón (10) y más atrás aparecen Joaquín Boghossian de Newell´s y Mauro Boselli de Estudiantes, ambos con 7. Los cuatro equipos que pelean por la punta cuentan con delanteros que anotan seguido, especialmente el uruguayo Silva, que marcó 11 de lo 17 goles de su equipo. Junto con el uruguayo Boghossian, probablemente sean de lo mejor del campeonato y apuntalan a sus equipos, ambos punteros, en la pelea por el título.

Desde un tiempo a esta parte, el fútbol argentino se ha vuelto más horizontal, con mayor cantidad de conjuntos que se disputan el liderazgo de los torneos. Es un momento diferente al de los años `90, donde los grandes, con el River de Passarella y Ramón Díaz y el Boca de Bianchi a la cabeza, engordaron sus vitrinas. En el Apertura 2008, Tigre jugó el cuadrangular final frente a Boca y San Lorenzo. En el Clausura 2009, Vélez, Huracán, Colón y Lanús llegaron con chances casi hasta el final y en este Apertura, Banfield y Newell´s lideran la tabla a 6 fechas del cierre. Los de Falcioni, además de ser los únicos invictos, consiguieron ayer una importante victoria en el Nuevo Gasómetro ante San Lorenzo, de esas que invitan a ilusionarse con cosas grandes. No sólo cuenta con un Silva encendido, bien acompañado por el uruguayo Fernández, sino que tiene una sólida defensa que lo convierte hasta ahora en el equipo que menos goles recibió, con 6 tantos en contra.

En su columna semanal en el diario español El País, el periodista John Carlin se lamenta por las vicisitudes que padecen los que hablan de fútbol. “El eterno problema para los que opinamos sobre el fútbol, sea en los medios públicos o en el bar, es que los juicios aparentemente válidos sobre el jugador X o el equipo Y, en una determinada semana lo dejan a uno con cara de tonto en la siguiente” escribió ayer. Un buen ejemplo se da en España. Allí, el Real Madrid hace poco fue denostado públicamente tras goleado 4 a 0 en la Copa del Rey por el desconocido Alcorcón y hoy cuenta con buenas chances de pasar a la segunda fase de la Champions League. Además, la victoria de ayer en el clásico ante el Atlético Madrid lo posicionó segundo en la Liga a un punto del Barcelona. Los catalanes, tras una temporada brillante, andan con buen pie en el campeonato local, pero una inesperada derrota ante el Rubin Kazan ruso complicó sus chances en el torneo continental.

Los problemas para los opinadores también se dan en la Argentina. En el torneo pasado, Banfield terminó en el puesto 12 y Newell`s en el 15. Hoy lideran la tabla de posiciones y apuntan al campeonato. Son buen reflejo de la volatilidad del fútbol de estas tierras, que pone a los héroes y a los villanos de un lado o del otro con muy poco tiempo de diferencia. Probablemente Estudiantes, reciente campeón de América, sea el símbolo de la continuidad en el alto nivel, lo que quedó demostrado con la soberbia actuación del sábado ante Vélez, que terminó en victoria por 3 a 0.

A falta de 6 fechas para el final, Banfield y Newell`s alcanzaron un pequeña luz de 3 puntos de ventaja sobre sus perseguidores. Seguramente, hace poco tiempo ni soñaban con estar en este momento en este lugar. Pero el horizontal fútbol argentino tiene estos movimientos, impredecibles e inesperados, que hacen que muchos puedan soñar con llegar a lo más alto.

La ignorancia está globalizada

Según el periódico británico The Sun, "uno de cada 20 alumnos de escuelas primarias creen que Adolf Hitler fue un técnico de fútbol alemán". Por si fuera poco, "uno de cada seis sostiene que Auschwitz es un parque temático dedicado a la Segunda Guerra Mundial y uno de cada veinte cree que el Holocausto fue una celebración llevada a cabo al final del conflicto, según un estudio difundido en Gran Bretaña", publicó el diario según la agencia ANSA.

El estudio fue realizado luego de entrevistar a 2 mil niños británicos de entre 9 y 15 años y muestra que, si bien el 77 por ciento de los entrevistados identifica a Hitler como líder de los nazis, el 13,5 por ciento piensa que era un científico que descubrió la ley de gravedad y el 5 por ciento está convencido que fue entrenador de la selección alemana de fútbol.

El director de la asociación escocesa Erskine, que realizó el estudio, subrayó que de cara al futuro es importante que los niños conozcan su historia, pero afirmó que "algunas de las respuestas que hemos escuchado nos han desanimado mucho al respecto".

A 85 años de la muerte de Pedro Demby

Quizás sea por violencia, real o simbólica, que vivimos a diario, pero lo cierto es que la fecha pasó casi inadvertida, pese a ser un aniversario redondo. Pero a la luz de lo que vino después, el suceso marcaría el punto de partida de un fenómeno que se mantiene, aún con sus matices y variantes, hasta nuestros días. El pasado lunes 2 de noviembre se cumplieron 85 años del primer hincha muerto que recuerda el fútbol argentino. Paradójicamente, el hecho no ocurrió en el suelo de este país, demostrando desde desde hace tiempo la violencia y la pelota se unen en cualquier tiempo y espacio.

El 2 de noviembre de 1924, Uruguay y Argentina se enfrentaron en Montevideo por la final del Campeonato Sudamericano. El partido acabó en un empate 0 a 0 que consagró como campeones a los uruguayos. “El comportamiento del pueblo fue una gran nota para Montevideo” dijo el diario La Nación. Un ejemplo de la conducta ejemplar del público fue la ovación que se le brindó al arquero argentino Américo Tesoriere, figura del encuentro, que fue llevado en andas por dos futbolistas uruguayos al final del partido. A la noche, los incidentes que no habían tenido lugar en el estadio ocurrirían en las calles montevideanas.

En la puerta del hotel Colón, donde se alojaban los jugadores argentinos, se concentró un grupo de hinchas para ver a sus ídolos más de cerca. Al ver a sus compatriotas en la calle, algunos jugadores albicelestes salieron a los balcones para saludarlos y recibieron una pequeña ovación de los presentes. De pronto, un individuo completamente ebrio empezó a gritar a favor de Uruguay y lanzó insultos hacia los argentinos. Los jugadores reaccionaron arrojando botellas y vasos y contestando los agravios, pero las provocaciones seguían, por lo que algunos futbolistas ganaron la calle y se unieron a sus seguidores para castigar brutalmente al agresor. En ese momento, salieron en su defensa Pedro Demby y Leopoldo Fernández, ambos uruguayos, que además increparon a los argentinos. De acuerdo con un testigo, Demby se desabrochó el saco y se puso en pose de boxeador, cuando un individuo extrajo un revólver y le disparó dos tiros, que hirieron a Demby en el cuello y la garganta. El disparo causó el desbande general y el atacante huyó hacia el hotel. Según el diario oriental La Razón, el jugador argentino Cesáreo Onzari conocía al agresor y le facilitó la fuga. Demby fue trasladado al hospital Maciel, donde falleció al otro día, y además hubo otros dos uruguayos heridos. Las sospechas del asesinato recaerían sobre José Lázaro Rodríguez, alias El Petiso, conocido hincha de Boca, quien sería un protegido del arquero xeneize Tesorieri y además había viajado junto a la delegación argentina.

Desde un primer momento, el diario La Nación destacó “el carácter puramente policial” del hecho, intentando desligar sus conexiones con el fútbol. Las crónicas aluden a un suceso “extemporáneo y criminal”, llevado a cabo “por la mano brutal de un asesino”. Las crónicas de algunos medios realizaron duras críticas hacia la actuación policial por no haber puesto vigilancia en la puerta del hotel que albergaba a los argentinos y por no detener la salida del vapor “Ciudad de Montevideo”, que regresó a Buenos Aires poco después del hecho y donde pudo haberse embarcado el homicida. Sin embargo, Rodríguez fue detenido en la capital Argentina el 26 de noviembre siguiente y trasladado a la cárcel de Villa Devoto, donde permaneció detenido por lo menos durante un año y medio, aunque nunca fue deportado a Uruguay.

La muerte de Demby muestra algunos rasgos de los hechos violentos del fútbol que permanecen hasta hoy: fue perpetrado por un hincha reconocido (Rodríguez hoy quizás sería considerado un barra brava), ocurrió lejos del estadio, horas después del partido, se usaron armas de fuego, la policía no actuó correctamente, quizás algún futbolista o algún dirigente brindó ayuda a un simpatizante responsable de un delito. La Nación sostuvo que el incidente “ha de reflejarse en el futuro de las relaciones deportivas en forma sensible”. Ha juzgar por los 242 muertos del fútbol argentino que vinieron después, no le faltaba razón.

Frases Bielsistas

Ayer el técnico de la Selección de Chile, Marcelo Bielsa, brindó una conferencia ante unos 1.500 alumnos de la Universidad San Sebastián, en Concepción, 500 kilómetros al sur de Santiago. Aquí algunos de los fragmentos más importantes:

- "Se juega a quién tiene mejores jugadores, quién corre más, cuál es más duro. Cuando todo eso da empate, empieza a tomar importancia cuál equipo es más trabajado, quién les dedicó más tiempo a los detalles. Luego están los imprevistos, como el azar, la capacidad del árbitro de acertar o errar".

- "Creo más en el prestigio, en la prolijidad y en la estima que en la popularidad".

- "Es difícil entender que los objetivos no son lo más importante, sino el esfuerzo que uno haga por concebirlos".

- "Creo mucho en la reflexión, pero no descarto mi instinto. No descarto el conocimiento, pero creo en lo intuitivo. Estoy alerta, pero sé de la confianza en sí mismo. Me intereso mucho por lo que tiene que ver con lo que hago, pero valoro a aquellos que tienen una posición dispersa. Valoro la perseverancia, la paciencia, la tolerancia".

"Prefiero la discreción al exhibicionismo, la sobriedad a la arrogancia, el convencimiento a la duda, aunque respeto al que duda. Y la generosidad al egoísmo. La comodidad es nociva para cualquier grupo. Admirar al esforzado, al que se compromete y acercar al distante, involucrarse y tener poca tolerancia al indiferente. Esta debería ser la estructura mental de un deportista de elite".

El adiós de Sorín

El 4 de junio de 2009 quedará como el último día en que Juan Pablo Sorín ingresó a una cancha como futbolista. Las múltiples lesiones y la consecuente inactividad fueron las principales causas para el adiós del último gran lateral izquierdo que tuvo el fútbol argentino, probablemente el mejor en varios lustros. Símbolos de los juveniles de José Pekerman, capitán de la Selección Argentina en el último Mundial de Alemania, con Sorín se va un futbolista fino y aguerrido, defensor y atacante, capaz de transitar toda la cancha sin perder jerarquía.

"No me voy triste, estoy feliz" dijo el 28 de julio pasado cuando anunció su retiro en Brasil. Su último equipo fue el Cruzeiro de aquel país, donde jugó en tres etapas de su carrera y aún hoy es ídolo. La historia dice que jugó en 9 clubes de 6 países y que consiguió 13 títulos, entre ellos un Copa Libertadores en 1996 con River y una Champions League en el mismo año con Juventus, aunque allí sólo jugó 45 minutos. Tuvo una activa participación en el River súper campeón de Ramón Díaz, en el exitoso Cruzeiro de 2000 – 2001 (ganó allí tres títulos) y en el Villarreal de Manuel Pellegrini, formando parte de aquel equipo que llegó a la semifinal de la Champiosn Leaugue en 2006. “Fue una historia maravillosa y quiero que se termine así. Me caí, me levanté. Jugué, gané, me equivoqué, aprendí” declaró recientemente.

Lateral con buena técnica y preciso cabezazo, Sorín siempre tomó el extremo de la defensa como un punto de partida para transitar toda la cancha, llegar al área rival y hasta marcar goles. Al revés de muchos jugadores que retrasan su ubicación en el campo, con el paso de los años Sorín fue crorriendo su puesto hacia adelante: de lateral a volante por izquierda y hasta mediocampista central.

Así como su posición de defensor fue un punto de partida para llegar a otros sitios de la cancha, su condición de futbolista le permitió construir puentes con otros ámbitos sociales como el periodismo y la cultura. Nacido en una familia de clase media, el hijo de Jaime Sorín (ex vicerrector de la Universidad de Buenos Aires) dio el puntapié inicial en sus actividades extra futbolísticas en los noventa, con un programa de radio en la alternativa FM La Tribu, donde compartía el aire con sus antiguos compañeros de facultad. En 2005 lanzó el libro “Grandes Chicos”, que contenía textos propios y de otros autores, entre ellos Juan Gelman, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Roberto Fontanarrosa, Fito Páez y Luis Alberto Spinetta. Lo recaudado fue a destinado a dos escuelas de Santiago del Estero. Actualmente pueden leerse algunos de sus escritos en Mediapunta.es, aunque muchos de sus cuentos y poesías aún no salieron a la luz.

Así como cambió de equipo frecuentemente, su presencia en la Selección Argentina fue constante a lo largo de 13 años. Antes de ser campeón juvenil en 1995, Daniel Passarella lo convocó a la selección Mayor cuando apenas había jugado algunos partidos en la primera de Argentinos Juniors. Fue internacional en 76 ocasiones y marcó 11 goles, formando parte de los mundiales de 2002 y 2006. Esa última Copa del Mundo que lo tuvo como capitán marcó probablemente su retiro virtual del fútbol. A partir de allí, las lesiones le impidieron jugar con continuidad y todo se agravó en 2007, cuando una tendinitis crónica en la rodilla lo envió al quirófano. Ya mejor físicamente, a comienzos de 2009 igual decidió decir adiós. “Prefiero dejar ahora sintiéndome bien, sabiendo que podría jugar tranquilamente y no retirarme por una lesión y que se transforme en una decepción, una desilusión. No quiero desgastar la relación que tengo con los hinchas” confesó en la conferencia de prensa donde anunció su despedida. En sus últimos siete meses como futbolista jugó apenas seis partidos.

La historia dirá que Sorín se despidió un 4 de noviembre en Brasil, con la camiseta del Cruzeiro. Hoy en día, el fútbol argentino dispone de pocos lateral puros, capaces de defender y atacar con la misma firmeza. Tampoco existen muchos futbolistas con ese carácter, que les permita erigirse en líderes de un equipo desde adentro de la cancha. Más lejos aún está el fútbol de estas tierras de disponer de jugadores con inquietudes que trasciendan su condición de futbolistas, capaces de tender puentes con otros ámbitos sociales e involucrase en otros asuntos. Ese quizás sea el mayor legado de Sorín y es deseable que sirva como ejemplo a otros jugadores. Ese espejo donde mirarse no tiene valor ni es tangible, como el cariño de los hinchas. Ya lo declaró Sorín recientemente: “Me quedo con la identificación que no se compra ni se vende en los quioscos. Me pasó en Argentinos, en River y en la Selección. En cualquier lado que voy de la Argentina soy querido y respetado. Eso no tiene precio”.

Aquí un video con algunos lujos de Juan Pablo Sorín (chequear la pisada a Ronaldinho):

Climas inestables

“La lluvia es hermosa porque trastueca los planes” decía el fallecido periodista Fabián Polosecki. El agua caída desde el viernes y los fuertes vientos que soplaron sobre las canchas tuvieron su cuota de influencia en el desarrollo de algunos partidos de la 12° fecha del Torneo Apertura. El gol de Somoza a Godoy Cruz, el pelotazo de Pintos a Gimnasia (LP) y probablemente la bomba de Velázquez a River hayan estado marcadas por las condiciones climáticas. La fecha torció la suerte de algunos equipos que venían en ascenso, caso River, Boca e Independiente, y cambió el destino de otros que llegaban barranca abajo, como el sorprendente triunfo de Racing por 4 a 0 ante Atlético Tucumán.

River y Boca siguen embarcados en sus vaivenes conjuntos, aún con los matices de cada caso. Eliminados de la Copa Sudamericana, por segunda vez en el torneo los dos se fueron de la cancha derrotados. Los dirigidos por Astrada parecen haber aceptado su momento de escasez de recursos, con un plantel de escasa calidad salvo contadas excepciones, por lo que desde la llegada del nuevo técnico el equipo aborda los partidos con estrategias más conservadoras. River hoy espera a sus rivales bien armado atrás y busca espacios para llegar con sus volantes al área rival. Ya no es ese equipo de antaño que salía a llevarse por delante al contrario con su poderío ofensivo. La receta no le ha dado malos resultados a Astrada, porque su equipo genera más situaciones de gol en los últimos encuentros, más haya de que muchas veces sean mal resueltas. Probablemente sea el mayor problema de jugar sin delanteros: muchas veces los que disponen de opciones claras de gol son jugadores no habituados a definir en el área rival, por lo se que desperdician muchas chances.

Pese a la salida del lesionado Riquelme, Boca no escasea de llegadas al arco rival, aunque muchas veces le cueste transformarlas en gol. Ayer, sin el 10 y con un apagado Palermo, los de Basile se las ingeniaron para atacar a Central y probablemente de no ser por la floja labor de Abbondanzieri y del árbitro Pompei (no dio un claro penal a Gaitán) otra hubiera sido la historia. Una mención especial merece el todocampista Jesús Méndez, un volante que transita toda la cancha con la misma fuerza y habilidad, llega con peligro al área rival y le pega bien desde afuera del área, como en el gol de ayer. Castillejos con un gran apilada selló el triunfo canalla por 2 a 1.

En un clima hostil, no sorprende que Vélez haya salido mejor parado que Godoy Cruz. Los de Gareca cuentan con una solidez ya conocida que le permite resolver ciertos partidos con facilidad. Un caso parecido es Lanús, un equipo consolidado que pese a su flojo arranque de torneo (en las primeras 6 fechas ganó un partido) con la victoria de ayer por 1 a 0 se arrimó un poco más a los de arriba. El granate le ganó a River su tercer partido en poco menos de tres meses, tras los dos triunfos por la Copa Sudamericana.

En una fecha incompleta, quedan los vibrantes empates por 2 a 2 de Gimnasia (LP) – San Lorenzo y Argentinos – Chacarita, dos encuentros con muchas situaciones de gol, errores arbitrajes y suspenso hasta el final. Si hubieran ganado, El Ciclón estaría puntero transitoriamente y los de La Paternal hubieran quedado más cerca de la punta. No pudo ser. Algo similar le pasó a Independiente, que juega bien ante los de arriba pero se complica con los de abajo, como en la derrota de ayer ante Arsenal. En el campeonato argentino casi todo parece ser inestable, como el clima del fin de semana. El que logre ser más parejo de acá al final probablemente pueda festejar a fin de año.